Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lucas y Bono, contrarios a que el número de habitantes determine la financiación

Los presidentes de Castilla y León, Juan José Lucas (PP), y de Castilla-La Mancha, José Bono (PSOE), defendieron ayer la "solidaridad y el equilibrio interregional" como principio básico del nuevo modelo de financiación autonómica y coincidieron en que la población no puede ser determinante.

Ambos presidentes, que comparecieron en una breve rueda de prensa con motivo de la visita oficial de Lucas a Toledo, negaron que pretendan constituir un "frente común" para defender sus posturas, aunque ayer mismo firmaron un documento en el que se recogen sus coincidencias en torno a la financiación autonómica, según informa Efe.

En este documento, un convenio de colaboración que consta de doce apartados, se hace referencia a la financiación autonómica y se pone de manifiesto el compromiso de ambas comunidades para favorecer en el Consejo de Política Fiscal y Financiera la puesta en práctica de la corresponsabilidad fiscal, con el establecimiento de límites para que no se produzcan desequilibrios territoriales".

Lucas y Bono coincidieron en la necesidad de que los servicios públicos que se prestan en las regiones más pobres se nivelen con la media de España y, en este sentido, el presidente de Castilla y León comentó: "No sólo vamos a pedir que se mantenga esa solidaridad, sino que se fortalezca".

No obstante, sí hubo discrepancia en sus contestaciones cuando afrontaron la pregunta sobre la capacidad normativa que previsiblemente tendrán las comunidades sobre el IRPF, ya que mientras Bono calificó como "disparatada y peligrosa" la propuesta, Lucas se mostró más cauto y aseguró que habrá que esperar para conocerla en su totalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de julio de 1996