Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reales paseos

El Tajo desvela a los piragüistas las rutas acuáticas de los monarcas

El mismo tramo de río Tajo que durante siglos frecuentaron a bordo de sus falúas reales los Austrias y Borbones españoles, está ahora al alcance de cualquier ciudadano que por 600 pesetas la hora quiera visitarlo, eso sí, en embarcaciones menos lujosas, pero más estables e insumergibles. Esta iniciativa de turismo náutico acaba de nacer en Aranjuez, a cargo del Centro de Actividades en la Naturaleza Soto del Castillo.

Los promotores son varios expertos piragüistas que han contado con la ayuda del Ayuntamiento. Desde un embarcadero, utilizado como sede de estas actividades, se han marcado dos rutas de cinco y tres kilómetros. En ambos paseos el río Tajó discurre encajonado entre el Jardín del Príncipe y el soto arbolado del Rebollo, en un recorrido de gran belleza entre bosques de galería de gran frondosidad, que durante muchos kilómetros son un espacio ambiental virgen que acoge a todo tipo de aves como azulones, ánades reales, patos comunes, pollos de río y galápagos, e incluso se pueden observar en las orillas faisanes y conejos. En cuanto a la vegetación, abundan los plátanos, los álamos blancos, los sauces y diversos tipos de enredaderas y cañizo.

La primera de las rutas marcadas transcurre aguas arriba -aguas con salmonella, por cierto, en las que no se recomienda el baño- del cámping, atraviesa el soto y pasa junto a la Casa del Labrador, para seguir aguas arriba por parajes vírgenes como la isla de los patos. La segunda ruta, más corta y más transitada de gente, baja por la curva del castillo hasta llegar cerca del museo de falúas, el puente de barcas y el Palacio Real. Arribas incluyen los tramos en los que históricamente navegaban la realeza y la corte, desde Felipe II, que paseaba en una barca bufete desde donde despachaba su trabajo amenizado desde las orillas por bailarinas y negros que tañían guitarras, hasta fiestas musicales con barítonos famosos dadas por Fernando VI y Bárbara de Braganza o los románticos paseos, popularizados por el cine, de AlfonsoXII y María de las Mercedes.

Las embarcaciones disponibles son de una o dos plazas y "reúnen todas las condiciones de seguridad necesarias, son estables, insumergibles, autovaciables y de fácil manejo", dice Horencio Rodríguez, uno de los responsables. A los excursionistas se les dota de todo el material, incluido chaleco salvavidas. También se alquilan bicicletas y se han trazado rutas de 15 kilómetros, una de ellas visitando los lugares tradicionales de baño de Aranjuez, y otra que pasa por los gangos o quioscos diseminados por toda la vega.Piragüismo y BTT de recreo. Cámping Soto del Castillo. Aranjuez. Piragüismo, 600 pesetas la hora; bicicletas, 500 pesetas. De 10.00 a 13.00 y de 18.00 a 21.00. Festivos: de 10.00 a 14.00.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de julio de 1996