Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskaltel acomete una nueva fase en la expansión del cable

El consejo de Administración de Euskaltel, la sociedad creada por el Ejecutivo autónomo y las tres cajas de ahorro para desarrollar la red de telecomunicaciones y la televisión por cable en el País Vasco, ha nombrado al consejero delegado de Ibermática, José Luis Larrea, presidente no ejecutivo de Euskaltel. Larrea fue en la anterior legislatura consejero de Hacienda del Ejecutivo autónomo (PNV) y, tras abandonar sus responsabilidades en el Gobierno, pasó a formar parte de la dirección de la sociedad Ibermática.Larrea sustituye en el cargo a Francisco Allende, que recientemente ha abandonado la presidencia de la Caja Vital de Alava. El nuevo presidente no ejecutivo de Euskaltel, licenciado en Ciencias Económica y Empresariales por la Universidad de Deusto, tiene por delante el desarrollo del plan previsto por la sociedad para las telecomunicaciones y la televisión por cable y la decisión sobre el socio tecnológico. Según las previsiones, el proyecto entrará en funcionamiento a lo largo de este año y supondrá en una primera fase unas inversiones de 4.000 millones de pesetas.

Cuando se incorpore a su nuevo cargo, Larrea tendrán encima de la mesa la decisión sobre el socio tecnológico. Pese a la existencia de un preacuerdo, la entrada de la multinacional estadounidense US West como operador no está aún cerrada, según han indicado fuentes del Gobierno autónomo. Telefónica ha mostrado su interés en participar en la operación como operador en detrimento de la firma estadounidense.

El accionariado de Euskaltel está dividido de la siguiente manera: 40% en manos del Gobierno vasco y las tres cajas el resto junto a un paquete de 10% controlado por socios minoritarios. Iberdrola anunció a final de año su intención de entrar en el capital con un 10% del accionariado El operador que finalmente sea elegido por el consejo de Administración de Euskaltel no podrá tener más de un 25% del capital si es de fuera de la Unión Europea (UE) y tiene un tope de 49% si forma parte de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de julio de 1996