Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS ARQUITECTOS Y LA CIUDAD

El poder "star system"

, Fallaron las estadísticas y las previsiones. Estrepitosamente. Los organizadores del congreso de Barcelona, que ayer se disculparon públicamente por sus evidentes fallos, justifitaban su error en los antecedentes de los anteriores congresos de la UIA. En el de Chicago, en 1993, había más de 13.000 congresistas, de los que sólo 700 eran estudiantes. En Barcelona hay 10.000 congresistas, de los que más de 4.000 son estudiantes. En Chicago, la sala más grande tenía un aforo de 2.000 plazas y nunca se convocaban. dos o más actos a la misma hora. En Barcelona, según la organización, se habían organizado actos paralelos -debates, visitas y excursiones- que en conjunto sumaban unas 3.500 plazas.

Pero los estudiantes, añadió la organización, estaban ávidos de estrellas y éstas participaban en los debates con un número limitado de plazas. "No hemos tenido en cuenta el tirón de las estrellas a la hora de plantear el congreso", reconocía ayer Ignasi de Solà-Morales. "Queríamos huir del star-system y al final éste ha podido con nosotros". Por si fuera poco, hasta anteayer no se cerraron las inscripciones, de las que el 40% se ha producido en el mismo congreso.

"Cuando vimos la avalancha, intentamos 'solucionarlo instalando videoconferencias en otras sedes [en total 890 plazas más], pero se ha demostrado que eran insuficientes", comentaba ayer el comisario del congreso, Jordi Ferrando. "Además, no era lo que interesaba a los estudiantes, que querían ver a las figuras en directo". Ferrando también indicó que el Palau Sant Jordi es el único local apto para tanto público, pero que ayer estaba ocupado por el concierto de Bryan Adams.

Pasqual Maragall, alcalde de Barcelona, indicó que los problemas de espacio que se presentaron ayer en el congreso eran como "morir de éxito", en referencia al interés que había despertado el programa entre los congresistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de julio de 1996