Çiller logra el apoyo de su partido para gobernar con los islamistas en Turquía

Tansu Çiller recibió ayer el apoyo de su Partido de la Recta Vía (DYP), conservador, para negociar con el islamista Necmettin Erbakan para formar un Gobierno en Turquía. De materializarse esta coalición, Erbakan sería el primer líder islamista en un país musulmán en el que hasta ahora siempre han gobernado partidos laicos. El primer ministro en funciones, Mesut Yilmaz, también de tendencia conservadora, intentó reunirse ayer con Çiller para tratar de impedir que los religiosos lleguen el poder.

Necmettin Erbakan, dirigente del Partido del Bienestar (RP), será el primer líder islamista de Turquía si se confirma una coalición con el Partido de la Recta Vía de la líder conservadora Tansu Çiller. Esta alianza estaba ayer más cerca de convertirse en una realidad cuando Çiller recibió el apoyo de miembros de su partido.Erbakan, de 69 años, fue viceprimer ministro en dos breves coaliciones de Gobierno en los años setenta, pero los islamistas nunca han estado tan cerca del poder como en esta ocasión. El RP ganó por una minoría las elecciones generales celebradas en diciembre, pero en aquel momento formaron un Gobierno de coalición los partidos conservadores de Çiller y el Partido de la Madre Patria de Mesut Yilmaz, Gobierno que se disolvió en junio.

El presidente de Turquía, Suleimán Demirel, ofreció la posibilidad de formar Gobierno a Erbakan, que para ello necesita aliarse con otro partido. Las conversaciones con el DYP habían resultado infructuosas hasta ahora.

El primer ministro en funciones, Mesut Yilmaz, propuso ayer una nueva unión con el DYP, en un intento de impedir que los islamistas lleguen al poder. La semana pasada, cuatro miembros del partido de Çiller se pasaron al partido de Yilmaz en protesta por las negociaciones con el RP.

Turquía soporta una delicada situación política y económica, tensas relaciones con Grecia y Siria y la presión de los separatistas kurdos, que luchan contra Ankara. Entre 3.000 y 6.000 soldados turcos, con apoyo aéreo, volvieron a invadir ayer el norte de Irak en una acción contra los activistas kurdos. En el ataque murieron 45 guerrilleros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), según la agencia oficial turca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 27 de junio de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50