Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sociedad de Estudios Clásicos pide que se frene el adelanto de la ESO

La Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC) ha remitido un escrito al secretario general de Educación, Eugenio Nasarre, solicitando la paralización urgente de la implantación anticipada del 4º curso (15-16 años) de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria). Según datos de la SEEC, el 90% de los institutos ya han adelantado el 3º curso de la ESO y correspondería, por el calendario anticipado, que entrara en vigor el cuarto a partir del próximo septiembre. Una de las consecuencias: el latín, que hasta ahora se ha cursado en segundo de BUP (15-16 años), sería eliminado del mapa ya que no aparece como materia obligatoria en los planes de estudio del 4º curso de la ESO. "Sería muy difícil echar marcha atrás", explicó ayer Francisco Rodríguez Adrados, presidente de la SEEC, "si ya se ha aplicado el 4º curso".La SEEC está dispuesta a ofrecer salidas acordes con las promesas reflejadas en el programa electoral del PP que abogan por una mayor protagonismo de las humanidades y, por ello, propone, para el caso en que no fuera posible la paralización de la implantación anticipada de la ESO, la posibilidad de que el nuevo Gobierno modifique los planes de estudio, por un simple decreto que regule la inclusión del latín como asignatura obligatoria en 4º de secundaria para aquellos alumnos que cursen posteriormente el bachillerato.

Si se mantuviera la desaparición del latín en el 4º curso de la ESO, la SEEC calcula que más de 2.000 profesores de Latín quedarían fuera de juego en las enseñanzas de lenguas clásicas en toda España.

Bachillerato

Al margen de la citada medida urgente, la SEEC apunta otra serie de propuestas destinadas a proteger las enseñanzas de las humanidades a lo largo de la formación preuniversitaria. Entre ellas, anticipar las materias del bachiller a los dos últimos cursos de la ESO (o por lo menos al último) para aquellos alumnos que decidan continuar con el bachillerato al término de la enseñanza obligatoria, fórmula que sería materia de decreto y no de modificación legislativa. "Con la LOGSE", dijo Alfonso Martínez, vicepresidente de la SEEC, "tenemos el bachillerato más corto de la Unión Europea, limitado a dos años, y sería oportuno ampliarlo en un mínimo de un año haciendo del 4º de la ESO un curso bivalente apropiado".De las cuatro modalidades del nuevo bachillerato, la de Humanidades es la que se considera más perjudicada debido a que es la única que ofrece dos opciones en su primer curso y sus asignaturas tienen que competir con un mayor número de ofertas tanto en el primero como en el segundo curso. Para la SEEC, que prevé solicitar una mayor oferta del latín y el griego en el segundo curso del bachillerato, las cuestiones relacionadas con el bachillerato quedan pendientes de una batalla que se reanudará una vez sean resueltos los puntos urgentes relacionados con la ESO.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de junio de 1996