Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SAN ISIDRO 96

"El público de Madrid quiere verme triunfar"

Pepín Liria vuelve esta tarde a Las Ventas

El torero Pepín Liria cortó una oreja y dio una vuelta al ruedo en su primera corrida de la feria de San Isidro, el pasado 19 de mayo, con los toros de Herederos de Baltasar Ibán, en medio de la lluvia y el viento. Aquella tarde salió muy satisfecho del trato que le dispensaron los espectadores de Las Ventas. "Creo que el público de Madrid quiere verme triunfar", dice. "Noté cómo la gente estuvo conmigo desde el principio, respetándome e, incluso, apoyándome".Liria asegura que el apoyo de la afición de Las Ventas le ha servido de acicate para la corrida de esta tarde, en la que alterna con Emilio Muñoz y Juan Mora en la lidia de toros del marqués de Domecq -de los que sólo tres pasaron el reconocimiento de ayer, por lo que hoy se intentará completar la corrida con otros del mismo hierro-. "Cuando el público te trata así, uno coge mucha moral", afirma. "Por eso voy a salir con muchísima ilusión, con más fuerza que el primer día".

El torero murciano no se conforma con la oreja de aquella tarde. "Me supo a poco", afirma. "Fue una pena que hiciese tanto viento y no pudiese sacarme los toros a los medios, donde seguro que hubieran roto, porque salieron muy encastados".

Liria también hace hincapié en algo que han repetido otros toreros: la fuerza con la que están surgiendo algunos matadores jóvenes, él entre ellos. "Los compañeros salen arreando muchísmo todas las tardes y los jóvenes vienen este año lanzados", dice. "No hay que dormirse".

Acostumbrado en años pasados a lidiar sólo ganaderías duras, Liria ha podido entrar en carteles con ganaderías muy solicitadas por las figuras -Torrestrella, Alcurrucén- después de su éxito en Sevilla.

Hoy se estrena con otro hierro de los considerados comerciales, el del marqués de Domecq. "Los toros de esta ganadería me pueden ir bien porque se vienen de lejos, tienen movilidad", afirma el torero. "Aunque en Madrid nunca sabes lo que vas a matar. Primero tienen que pasar el reconocimiento y luego, que no te los devuelvan".

Quien sí ha matado corridas de esta ganadería es Emilio Muñoz, que esta temporada lleva lidiadas 10 corridas de toros, varias en las ferias más importantes, como Sevilla, Valencia, Castellón o Nimes (Francia).

Muñoz -Sevilla, 1962; alternativa en 1979 y confirmación al año siguiente- cumple esta tarde el primero de sus dos compromisos en la feria de San Isidro. Nunca ha cortado una oreja en Las Ventas en sus 15 temporadas en activo (estuvo retirado en el 88, 89 y 90). "No he tenido en Madrid la suerte suficiente", afirma. "Unas veces han sido los toros y otras, tal vez yo, que no me he acoplado con ellos".

Acompaña a Emilio Muñoz y Pepín Liria el placentino Juan Mora, que actuó el sábado pasado, en su primera corrida de esta feria, sin obtener ningún triunfo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de junio de 1996