Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE ABRIL

Emilio Muñoz: "Vivimos en una locura colectiva"

Emilio Muñoz está convencido de que no corren vientos favorables pata los diestros que torean bien, y que se tiende a la pérdida de la pureza, porque el toro actual sólo facilita la labor al torero bullidor. El torero sevillano no se muerde la lengua, y añade que "vivimos momentos de locura colectiva, porque no es normal que, a principios del mes de abril, se hayan celebrado ya más de 50 corridas de toros con carteles buenos y, eso sí, con entradas muy pobres, porque está desapareciendo la magia de este espectáculo".El diestro trianero afronta esta tarde su segunda actuación en el abono -volverá el miércoles, día 24, y el 28 de septiembre- con el ánimo de reverdecer el éxito que consiguió en la pasada feria de San Miguel, cuando salió a hombros por la Puerta del Príncipe. "Creo que puedo repetir el triunfo", asegura, "porque estoy decidido a ello, y porque disfruto de una serena madurez que me ofrece mucha confianza".

Confianza es lo que necesita para recuperar el sitio perdido en el manejo del estoque. "Estoy preocupado", señala, "porque no soy capaz de corregirlo, y me ha hecho perder triunfos en Valencia, Castellón y Alicante".

Cree Muñoz que ha alcanzado la cotización que se merece ("para los tiempos que corren", dice, "no me puedo quejar"), pero repite sus reticencias sobre el toro actual: "Es muy difícil torear bien al toro de hoy", afirma, "porque el espectáculo taurino se asemeja mucho al circo romano. Al toro le sobra cuerpo", añade, "y se confunde el genio malo con la movilidad y la bravura; si a ello le añadimos el escaso conocimiento general sobre esta fiesta, es fácil comprender que mucha gente se sienta desorientada".

Cualidades de Dios

A pesar de todo, Emilio Muñoz no se considera incomprendido: "Estoy muy contento con las cualidades que Dios me ha dado", asegura, "y pretendo divertir al mayor número posible de personas, pero me conformo si el número no es muy amplio".Ha triunfado durante los dos últimos años en el histórico ruedo de la Maestranza de Sevilla, y cree recibir el trato justo por parte de la empresa ("ni tengo queja, ni debo dar las gracias", aclara), aunque reconoce que es un torero irregular. "Yo soy yo", enfatiza Emilio Muñoz, "con mi inspiración y mis momentos bajos; si toreara siempre como los ángeles, sería Manolete...".

Respecto a la actual temporada, Emilio Muñoz tiene las ideas muy claras: "Aspiro a torear el máximo número de corridas", termina, "pero con la condición de que me respeten mi cotización; de lo contrario, me quedo en mi casa".

La corrida de hoy, tercera de la feria de Abril en Sevilla, tiene el siguiente cartel: toros de José Benítez Cubero para Emilio Muñoz, César Rincón y Finito de Córdoba. A las 18.30 horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de abril de 1996