Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una cena entre Gobierno y sindicatos provoca discrepancias

Para el consejero de Economía, Luis Blázquez, la cena que reunió el martes a Ruiz-Gallardón, los sindicatos y la patronal significó "un acelerón a la concertación social". Para Rodolfo Benito, secretario regional de CC OO de Madrid, no fue más que "una cena informal". "Ni acelerón ni nada; y si Blázquez empieza a hablar de acelerón, al final va resultar un paso atrás" añadió Benito. Y para José Ricardo Martínez, secretario regional de UGT, la cosa no pasó de "paso adelante pero con muchas reservas".Para justificar lo del "acelerón", Blázquez aseguró ayer que ya ha empezado a tramitar -y a remitir a los sindicatos- los borradores de la ley para la creación las cuatro agencias para el empleo, uno de los principales proyectos del pacto social, firmado hace seis meses.

Benito desconfía de las palabras del consejero: "Estamos esperando cosas concretas. Y a mí todavía no me han llegado los borradores de las agencias; además, si se está tramitando sin contar con nosotros, pues peor que peor".

Martínez es algo más optimista: "Si de verdad ha empezado a tramitar las agencias, es algo positivo". Durante la cena, y según UGT, se acordó crear una "mesa" para discutir el comercio madrileño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 1996