Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia niega que esté construyendo una base secreta en los Urales

El mando estratégico ruso negó ayer que se esté construyendo un gigantesco complejo militar en los Urales y un diario de Moscú, el liberal Sevodnia, asegura que EE UU intenta, probablemente, presionar al Kremlin para que revele importantes secretos.El diario norteamericano The New York Times había publicado que altos funcionarios de EE UU y testigos rusos sostienen que, oculto en las montañas del área de Beloretsk se desarrolla un gran complejo servido por un ferrocarril, una autopista y miles de trabajadores. El plan, según funcionarios rusos, se puso en marcha en tiempos de Leonid Bréznev, cuando la URSS libraba una carrera de armamentos con EE UU.

La decisión rusa de llevar adelante el proyecto pone de manifiesto la creciente influencia de los militares cuando el Gobierno se ve en dificultades para pagar los salarios de sus trabajadores y para combatir el creciente déficit presupuestario, asegura el Times.

La construcción del complejo, observada por satélites espía norteamericanos, ha sumido en dudas a los especialistas estadounidenses, que especulan con que puede ser desde un puesto de mando nuclear subterráneo a una planta secreta de producción de armas. Además, se ha convertido en un tema delicado para la Administración de Bill Clinton. EE UU ha invertido centenares de millones de dólares para ayudar a una Rusia sin dinero a desmantelar sus viejas armas nucleares. Para obtener el apoyo del Congreso, Clinton certificó que Moscú no desarrolla nuevos proyectos más allá de sus necesidades de Defensa.

El Departamento de Estado y el Pentágono aseguraron el martes que Moscú ha negado que se esté construyendo en los Urales ninguna instalación militar. El analista militar de Sevodnia dice que fuente! gubernamentales rusas que no quisieron identificarse no negaron que se esté creando un sistema de mano muerta, o sea, de respuesta automática de represalia nuclear que funcionaría incluso si el liderazgo del país fuese eliminado. Sin embargo, los mismos medios señalaron que el búnker de los Urales no tiene relación con tal objetivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 1996