Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Nobel de poesía no quieren entrar en Internet

Mientras muchos norteamericanos y gente de todo el mundo buscan en las redes de Internet cada día más información sobre temas culturales, de espectáculos, negocios o comunicaciones, los poetas ganadores de Premios Nobel en los últimos años se niegan a que sus versos floten en el ciberespacio."Puede sonar pretencioso, pero no es tan importante el número de gente que lea un poema, sino la forma en que afecta a quien lo lee", dijo ayer Derek Walcott, ganador del galardón en 1992. "Preferiría tener a una sola persona que lea y sienta mi trabajo en profundidad, que a cientos o miles de lectores que lo lean pero que no les importe demasiado", añadió.

Otros dos poetas del prestigio del mexicano Octavio Paz o el polaco Czeslaw Milosz se adhirieron a esta opinión durante una conferencia de prensa en Miami con motivo de la Feria Internacional del Libro en esa ciudad norteamericana.

Los tres escritores manifestaron no sentirse desilusionados por el ínfimo porcentaje de norteamericanos que leen poesía, sólo un 1%. "Aunque la poesía sea un arte de minorías, sigue siendo vital para la salud espiritual de la sociedad", dijo Paz. "No creo en la muerte de la poesía porque significaría la muerte de la propia sociedad".

Milosz afirmó que usa un ordenador para escribir algunos de sus poemas, pero no creía que los amantes de la poesía preferirían buscar los poemas en la red en lugar de leerlos en un libro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de abril de 1996