Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UN HOMBRE CLAVE EN LA TRANSICIÓN

Gutiérrez Mellado muere al patinar su coche en el hielo

El militar que plantó cara a los golpistas iba a dar una conferencia sobre el Ejército en la transición

El capitán general Manuel Gutiérrez Mellado pasó ayer a la posteridad rodeado de elogios unánimes y afectuosos. Fue un militar con una visión amplia de lo que era la patria y con un sentido del respeto a la voluntad popular, que transmitió con su ejemplo y con su mando a las Fuerzas Armadas, y que no se dejó doblegar por quienes trataron de echar por el suelo a la democracia, especialmente en el asalto al Congreso que se produjo el 23 de febrero de 1981. Falleció, a los 83 años, en un accidente de carretera, provocado por el hielo, cuando se dirigía a Barcelona para dar una conferencia en un congreso de estudiantes de la Universidad Ramon Llull. Murió el día en que se cumplían 19 años de la aprobación en referéndum de la Ley para la Reforma Política, la llave con la que el Gobierno de Adolfo Suárez, en el que él era vicepresidente para Asuntos de la Defensa, abrió el paso a la transición democrática.

El capitán general falleció en torno a las 12.40, cuando era trasladado en ambulancia desde Alcolea del Pinar al hospital General Universitario de Guadalajara. Había salido consciente del vehículo siniestrado y así había permanecido durante la exploración médica que le realizaron cerca del lugar del accidente. Padecía un enfisema pulmonar, pero las heridas internas desencadenaron una hemorragia pulmonar que provocó su fallecimiento.La noticia sorprendió a los Reyes en el palacio de Oriente cuando asistían a la firma del Acuerdo entre la Unión Europea y Mercosur, la zona de libre comercio establecida entre Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay

Sentimiento de los Reyes

Don Juan Carlos y doña Sofía se quedaron consternados. Mantenían una relación "especialísima" con él. El 7 de octubre del año pasado, el Rey le había nombrado, en reconocimiento a sus méritos, capitán general honorífico y marqués de Gutiérrez Mellado. La Reina es la presidenta de honor de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, que presidía Gutiérrez Mellado. Toda la familia real firmó el telegrama de condolencia a la viuda y los hijos.Don Juan Carlos, con uniforme de capitán general, acompañado por la Reina, presidió a las ocho de la tarde una misa córpore insepulto en la capilla ardiente instalada en el Cuartel General del Ejército. Una ceremonia a la que asistieron los ex presidentes del Gobierno Adolfo Suárez -visiblemente afectado- y Leopoldo Calvo Sotelo, y el ministro de Defensa, Gustavo Suárez Pertierra, entre otras personalidades que acompañaron a la viuda del general, Carmen Blasco.

Santiago Carrillo, ex secretario general del PCE, recibió en Roma la noticia del fallecimiento con la tristeza de quien ve desaparecer a una personalidad que, "situada en el campo contrario", se ganó todo su respeto y afecto en la lucha por llevar a España de la dictadura a la democracia sin traumas, informa Peru Egurbide. "Durante la transición", relató a un grupo de periodistas, "sufrió un verdadero calvario defendiendo la democracia y enfrentándose con una serie de jefes militares que no comprendían nada de lo que estaba pasando y que eran hostiles. Hubo de ocupar la línea más difícil y más peligrosa. Se jugó la vida".

El presidente del Gobierno, Felipe González, que a medianoche, visitó la capilla ardiente, recordó que el ex vicepresidente para Asuntos de la Defensa fue una personalidad clave para llevar adelante la reforma democrática. Una apreciación, cargada de reconocimiento y afecto, que fue unánime entre los dirigentes políticos y sociales.

El accidente que costó la vida al prestigioso general se produjo poco antes del mediodía cuando el Opel Omega en que viajaba hacia Barcelona patinó a causa del hielo en el kilómetro 115 de la autovía de Aragón, a la altura de Torremocha del Campo (Guadalajara).

El vehículo se salió de la calzada por el margen derecho al tomar una curva, chocó contra el indicador kilométrico y volcó. Un Mercedes que circulaba en el mismo sentido se salió igualmente de la carretera y colisionó contra el Opel Omega. La zona es considerada como un punto negro por la Dirección General de Tráfico. Las obras para su eliminación, incluidas en los Presupuestos del Estado de 1995, debían haber comenzado ya, según las previsiones del Ministerio de Obras Públicas.

Gutiérrez Mellado, su chófer y su escolta sufrieron múltiples heridas. El vehículo de protección policial que les seguía les trasladó al centro de salud de Alcolea del Pinar. El capitán general estaba consciente y con las constantes vitales estables, según el coordinador médico Juan Carlos García Arés, informa Santiago Barra. Gutiérrez Mellado respondió a todas las preguntas formuladas por el médico y la enfermera de guardia. Se quejaba de un fuerte dolor en el tórax que le hacía sentir que se asfixiaba.

Problemas respiratorios

Tras aplicársele oxígeno y suero, el capitán general fue trasladado en ambulancia hasta el hospital General Universitario en Guadalajara. Pero llegó ya cadáver. Falleció cuando la ambulancia se encontraba a unos 15 kilómetros del hospital. Gutiérrez Mellado padecía desde hace tiempo un enfisema crónico, una enfermedad pulmonar que limita la entrada de oxígeno a los pulmones y que le obligaba a llevar a menudo consigo una botella de oxígeno.El parte médico de su fallecimiento indicaba que en el accidente había sufrido un fuerte trauma en el hemitórax izquierdo, trauma de mediano tamaño en el occipucio y heridas en la región iliaca derecha y zona tibial de la pierna izquierda.El presidente del Partido Popular, José María Aznar, envió una carta de condolencia a la familia de Gutiérrez Mellado en la que le transmitió que el aprecio unánime de que gozaba el capitán general "es fruto del estricto sentido del deber y la lealtad a su patria, característicos del buen soldado que, ante todo, Gutiérrez Mellado siempre quiso ser".

El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, propondrá al pleno del Ayuntamiento previsto para el próximo día 22 la concesión el título de hijo predilecto de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de diciembre de 1995