Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA VISITA DE CLINTON

La UE tendrá que hacer antes los deberes

La Agenda, uno de los grandes logros de la presidencia española de la UE, ha sido criticada por ser un catálogo de buenas intenciones que, en algunos casos, difícilmente se podrán poner en práctica entre ambas orillas del Atlántico si reviamente la UE no ahonda su cooperación en la lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico y el terrorismo. Habrá que esperar hasta que concluya la reforma del Tratado de Maastricht para determinar si los Quince son capaces de hacerlo."Prefiero ser criticado por hacer demasiadas cosas que pocas", respondió Kantor a aquéllos que le reprochan haber convertido los 120 ámbitos de cooperación que recoge el Plan de Acción en un rosario tan largo como impreciso.

Para González, en el plan hay una gran omisión. En la presentación que hizo en julio de la presidencia española apostó por establecer un mecanismo de concertación monetario que sirva para impedir la sobrevaluación del dólar. Deseoso de reducir su gran déficit comercial, EE UU no lo ha querido, ni tampoco Alemania o el Reino Unido, que prefieren discutir del asunto en el G-7, el reducido grupo de países industrializados al que pertenecen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de diciembre de 1995