Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benet i Jornet gana el Premio Nacional de Literatura Dramática por 'E. R.'

Espert y Sardá protagonizarán la obra en el cine

El dramaturgo barcelonés Josep Maria Benet i Jornet, de 55 años y una de las figuras más relevantes del teatro catalán, ha resultado ganador del Premio Nacional de Literatura Dramática que concede el Ministerio de Cultura por su obra E. R., estrenada en octubre del año pasa do en el Teatre Miure de Barcelona, en un montaje de Josep Montanyés. El galardón, destinado a premiar una obra dramática en cualquiera de las lenguas del Estado editada en 1994, está dotado con 2,5 millones de pesetas. Resultó finalista del premio Antonio Álamo, por su texto Los borrachos.

MÁS INFORMACIÓN

Josep Marla Benet i Jornet, autor de una treintena de piezas teatrales, se mostró ayer "aturdido y agradecido" al conocer el fallo del jurado y señaló que E. R. "es una obra sobre el mundo del teatro, sobre el amor y el odio al teatro".Benet, con una producción de enorme calidad que incluye obras como Desig y Fugae traducidas al francés, es además muy conocido popularmente en Cataluña como guionista de la célebre telenovela Poble Nou, que emite en la actualidad Antena 3 con el título Los mejores años.

En E. R., tres actrices maduras, dos de ellas famosas, reconstruyen, en una conversación entre ellas, la personalidad de la que fue su maestra, la imaginaria gran actriz catalana Empar Ribera, a la que corresponden las iniciales E. R. que dan título a la obra.

En los diálogos de las tres actrices se define el trabajo del actor y diferentes opiniones sobre qué es y qué debe ser el teatro. Una de las actrices es una trágica conocida internacionalmente, que además dirige teatro y ópera; otra es una celebridad local que toca el drama y la comedia y también hace televisión, y la tercera es una mujer que se retiró del teatro para dedicarse al doblaje y que hace de testigo y árbitro de las fuertes discusiones de sus dos amigas.

Teatro sobre el teatro

"Es una obra sobre teatro", dijo ayer Benet i Jornet, "pero que intenta ir más allá, hablar del pasó del tiempo y de cómo, cuando el tiempo pasa, caen bombas a nuestro alrededor, la muerte empieza a rondarnos y se ceba en nuestras personas queridas".

La desaparición de amigos del autor como Fabiá Puigserver, María Aurèlia Capmany Montserrat Roig, Joan Miralles: Mercè Vilaret y Joaquim Cardona, "puntos de referencia que creía que iban a durar para siempre", está, junto a la pasión por el teatro, en la raíz misma de E R. También la extraña constatación de que "con el tiempo, encuentras que tus máximos enemigos tienen los mismo referentes que tú, que de hecho son los únicos que conservan esos referentes, lo que te une a ellos".

Existe el proyecto para llevar E. R. al cine. Benet i Jornet dijo que la película se comenzará a rodar en julio, el director será Ventura Pons y las dos protagonistas principales, en las que no es descabellado intuir . que inspiraron la creación de los personajes, serán Núria Espert y Rosa Maria Sardá.

Josep Maria Benet i Jornet senaló que es consciente de que no es muy conocido fuera de Cataluña, donde, dijo con su habitual modestia, después de 30 años de escribir y estrenar "sí tengo un cierto lugar". El autor añadió` "Si en Madrid hay autores excelentes que. tienen dificultades para estrenar sus obras, ¿cómo no voy a tenerlas yo que escribo en catalán?". Recordó que una de sus obras emblemáticas, Revolta de bruixes, sí se estrenó en Madrid, en el teatro María Guerrero, traducida por él mismo, y que también se presentaron luego otras dos "en malas condiciones".

Estreno en Madrid

Actualmente, se está montando en el mismo teatro María Guerrero otra obra de Benet i Jornet, Testament, obra escrita este mismo año y no estrenada aún en catalán.

Es una producción del Centro Dramático Nacional y la dirige, Gerardo Vera; el protagonista es Juan Diego. "La obra trata, como las últimas cinco o seis que he escrito, de un tema un poco morboso. Pero eso, lo morboso, no es lo central, sino el excipiente que doy a los espectadores para que sea más fácil de pasar. Lo que he querido tratar es la continuidad del ser humano, hablar sobre qué será de nosotros, si el dolor, por ejemplo, puede ser redimido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de diciembre de 1995