Los radicales serbios vuelven a bloquear la ruta entre Sarajevo y Gorazde

En vísperas de la llegada a Tuzla de las primeras unidades norteamericanas -un equipo de reconocimiento lo hizo ya ayer- la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (Unprofor) parece empeñada en despedirse del mismo modo, como llegó hace tres años y medio: carente de autoridad, dubitativa y pusilánime. Los radicales serbios de Rogatica y Romanija tratan de aprovecharse de la situación de transición e incertidumbre, y ya han comenzado a bloquear la ruta entre Sarajevo y el enclave bosnio de Gorazde Esta es una vieja táctica de los radicales serbios: un paso adelante, un paso atrás, siempre intentando palpar los límites de lo posible.

En una clarísima violación de los acuerdos de paz de Dayton, que incluyen la libre circulación, los serbobosnios de Rogatica y Roimanija han incrementado los obstáculos burocráticos y las malas maneras hasta detener ayer varias hora! distintos convoyes humanitarios. También niegan el paso de refugiados musulmanes procedentes de Gorazde bajo la excusa de no poder garantizar su seguridad.Fuentes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) aseguran que la situación está empeorando cada día". "Quieren registrar el contenido de los camiones, a lo que nos negamos en rotundo", dice Kris Janowski, portavoz de ACNUR.El todavía jefe militar de Unprofor en Bosnia, general Rupert Smith, ya ha advertido seriamente a las autoridades serbobosnias que si persisten en su actitud utilizará la artillería de la Fuerza de Reacción Rápida (FRR) para obligarles a entrar en razón. La ONU ha modificado incluso por completo sus caducas normas para entrar en combate, lo que permite ahora, en vísperas de la defunción de Unprofor una respuesta más resuelta. Sin embargo, nadie cree e Unprofor vaya a tomar una medida de fuerza justo días antes de marcharse. Eso ya queda en manos de la OTAN. La Alianza dará hoy o mañana luz verde al envío de la fuerza multinacional y es muy probable que los primeros soldados comiencen a llegar a principios de la próxima semana. En Sarajevo se da por seguro que los primeros días de la presencia aliada habrá problemas. Los serbios tratarán de conocer cuál es el límite. de la paciencia de la OTAN.

Fin del pillaje

Si el problema de Gorazde preocupa en un cuartel general que ya está haciendo las maletas, el de Sipovo preocupa no menos. Unprofor ha pedido a Ias autoridades croatas de Bosnia, que controlan ese territorio en el oeste del país y que debe ser devuelto a los serbios, que pongan fin al pillaje y a los incendios que ya han destruido el 30% de las casas. Unprofor no cree que: lo que sucede en Sipovo sea un precedente peligroso ni que los serbobosnios vayan a imitar las maneras croatas y se pongan a quemar los barrios de llidja, Ilijas, Grbavica o Vogosca, que deben ser devueltos a la autoridad de Sarajevo.En el cuartel general de Unprofor no hay soldados norteamericanos, al menos oficialmente. Pero cada día son más visibles las tropas de Estados Unidos. Han comenzado a llegar incluso con sus propios vehículos. Sólo. sabemos que en cuanto arriben nosotros nos. vamos en 72 horas", asegura un oficial de Uriprofor.[Un informe del secretario general de la ONU, Butros Butros-Gali, asegura que existen pruebas innegables de atrocidades cometidas el pasado julio por las tropas serbias de Bosnia en la captura de Srebrenica, según France Presse. El informe, difundido ayer en Nueva York, señala que entre 3.500 y 5.500 personas se dan por desaparecidas en el enclave musulmán situado en el este de la ex república yugoslava y acusa a los dirigentes serbobosnios de estar implicados en la acción.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de noviembre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50