Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Montero: "Es un error encerrar la poesía en un discurso difícil"

Un representante de la nueva sentimentalidad gana el Premio Nacional de Literatura

Optó por la normalidad. Luis García Montero, granadino de 36 años, poeta y profesor de la Universidad de Granada, ganó ayer el Premio Nacional de Poesía con la obra Habitaciones separadas. EL poeta, al que se considera representante de la tendencia lírica denominada nueva sentimentalidad, se enteró del premio por la radio. Hoy, como todos los martes, impartirá su clase de Relación de la Literatura Europea con la Española. "Es un error encerrar la poesía en un discurso difícil. La lírica debe servir para hablar de la vida de la gente", aseguró el poeta.

"Es como si te tocara la lotería", exclamó al enterarse del galardón. "Dos millones y medio no le vienen nada mal a nadie, pero tampoco hay que creérselo mucho". Seguramente por ese afán de no creérselo decidió actuar como si nada raro sucediera. Se sabía finalista al premio nacional, pero decidió que, si ganaba, su vida no se vería modificada lo más mínimo. Ayer, cuando viajaba de Madrid a Granada conduciendo su propio vehículo, se enteró por la radio del coche de que le habían concedido el premio. "Mi poesía es bastante sentimental, amorosa. Los sentimientos son el punto de contacto entre la historia y el individuo, allí donde la historia se hace carne", aseguró el poeta, que ya trabaja en un nuevo libro de poemas amorosos. "Tienen que ver con mi estado actual", dice.García Montero estaría contento con que su próxima obra estuviera en la calle en 1997. "Soy un escritor lento, repaso mucho los poemas. Suelo dedicar entre tres o cuatro años para cada libro". Entre sus obras se cuentan Ahora ya eres dueño: del puente de Brooklyn, El jardín extranjero, El diario cómplice y Las flores del frío.

El poeta definió Habitaciones separadas, la obra por la que le han concedido el galardón y por la que ganó el Premio Loewe el año pasado, como "una reflexión autobiográfica de los cursos de las ideologías que suponen la puesta en duda de algunas banderas en las que creía. El proyecto de la modernidad ha producido muchas lagunas y fallos, Hay que apostar por la razón frente al fundamentalismo".

El jurado ha optado este año por un joven creador. En los tres últimos años obtuvieron este galardón Basilio Fernández López, José Ángel Valente y Rafael Guillén.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de noviembre de 1995