Entrevista:EDWARD FENECH ADAMI | PRIMER MINISTRO DE MALTA

"Fortificaremos la dimensión mediterránea de la UE"

Edward Fenech Adami (Malta, 1934), jurista, hijo de un. funcionario aduanero que emigró de joven a Estados Unidos es el líder del cristianodemócrata Partido Nacionalista de Malta y primer ministro de este pequeño país, un Luxemburgo (366.000 habitantes) anclado en el Mediterráneo. Marcado por la pasión europeísta del Sur y el pragmatismo de la antigua metrópoli, el. Reino Unido, el dirigente maltés está convencido de que su país no dejará esta vez que se le escape el tren europeo. La integración de Malta no supondrá nuevas cargas a la Unión Europea (UE), sostiene. La integración económica es ya tan alta que ni siquiera necesitará periodos de transición. Y, en cambio, aportará una mayor profundidad a su política mediterránea.Pregunta. La cumbre de Cannes confirmó que Malta estará en la próxima ampliación. ¿Satisfecho del. resultado?

Respuesta. Es satisfactorio, aunque, hemos perdido muchos años por culpa de la política interior. Cuando, en 1964, con la independencia, mi partido llega al Gobierno, propugnamos la integración a Europa. En 1971, Dom Mintoff [líder de los laboristas] accede al Gobierno- y perdemos el tiempo hasta que vuelvo al Gobierno, en 1987. Enseguida, en 1990, presentamos nuestra candidatura a la adhesión, antes que Finlandia y Suecia.

P. Un plazo que les ha servido, al menos, para prepararse.

R. La asociación ha servido para integrar la economía de Malta en. la europea. Todavía tenemos algunos problemas con las pequeñas empresas, pero en ocho años hemos realizado una profunda reestructuración. No ayudamos si no es con carácter temporal y si no es económicamente eficaz. Políticamente, el proyecto europeísta obtuvo mayoría absoluta en las últimas elecciones, aunque la oposición laborista dice que quiere estar muy cerca de la UE, sin ser miembros, lo que no tiene sentido.

P. ¿Qué expectativas, tiene¡¡ para la adhesión?

R. Comercialmente, ser miembro no nos supondrá obtener ventajas enormes: quizá sí en la exportación agroalimentaria [cerveza], hoy sometida a cuotas, pero el sector supone sólo el 3% del producto interior bruto [PIB]. Pero, para atraer inversión, la integración, partiendo de nuestra buena ubicación, constituye un valor añadido. Los sacrificios están casi terminados. No veo necesidad de mayores esfuerzos. Hemos introducido el impuesto sobre el valor añadido este año, suavemente. Y no ha disparado la inflación, que está bajo control, al 3,5%.

P. ¿Qué aportará Malta a la _UE?

R. Desde que pedimos adherirnos, todo ha cambiado rápidamente en el mundo. La comunidad internacional circula con la directa puesta. Nuestra integración completará la ampliación al Sur, fortificará la dimensión mediterránea. Pero sabemos que no accederemos hasta que se acabe la reforma del Tratado de Maastriclít. P,_¿Qué esperan de la conferencia intergubernamental que debe preparar esa reforma?

R. Que no imponga nada discriminatorio para los nuevos socios. Espero un proceso de mayor integración para el conjunto de la. Unión. Si hay ampliación hacia el Este, es inevitable la reforma institucional.

P. ¿Cómo debe desarrollarse la política mediterránea?

R. La conciencia y el interés por esta zona han aumentado mucho: para la UE, la política mediterránea es ya una política significativa. Todos reconocen ya que la asistencia económica, para mejorar el desarrollo economico de la cuenca sur es decisiva si queremos la dimensión política: la, estabilidad mediterránea es importante para la estabilidad europea, dado el fenómeno fundamentalista. La situación es explosiva, pero todavía manejable, si la política mediterránea se hace más activa, con decisiones como las de Cannes y con la próxima conferencia Euromediterránea de Barcelona. Nosotros aportaremos nuestras excelentes relaciones con Marruecos, Egipto, Túnez...

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de octubre de 1995.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50