Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autonomías socialistas dan la espalda al Gobierno y CiU en la concesión del 15% del IRPF

Las tornas han cambiado en las comunidades, y ayer se produjo su primera manifestación tras el vuelco electoral del 28 de mayo. Fue en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrada en Madrid. Las tres comunidades socialistas -Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha- votaron contra la prórroga de la cesión del 15% del IRPF, y las 10 que gobierna el PP acataron con su silencio un sistema de financiación que hace tan sólo dos años rechazó la dirección de este partido. El Gobierno, representado por los ministros de Economía, Pedro Solbes, y Administraciones Públicas, Joan Lerma, y la Generalitat catalana, estuvieron en el mismo sitio que hace dos años al defender la prórroga del sistema.

Fue una sesión insólita para lo acostumbrado en el consejo, que está constituido por 15 consejeros autonómicos -excluidos el vasco y el navarro- y 15 representantes del Ejecutivo. En la reunión se manifestó cómo las circunstancias están por encima de los principios políticos. Si hace dos años fueron las comunidades gobernadas por los socialistas las que defendieron la cesión del 15% del IRPF, con la única excepción de la Junta de Extremadura, ayer, en la sesión en que se decidía la prórroga para 1996 del sistema vigente, las tres comunidades del PSOE se manifestaron en contra.Extremadura mantuvo la misma tesis de hace dos años, esto es, que la cesión del 15% del IRPF perjudica los intereses de las regiones pobres. La consejera andaluza, la socialista Magdalena Álvarez, traía el "mandato imperativo" de votar en contra de la prórroga por acuerdo del Parlamento regional, cuya mayoría tienen el PP e Izquierda Unida. El representante socialista castellano-manchego explicó su voto en contra por solidaridad con las otras dos comunidades gobernadas por el PSOE.

Pero el cambio más sustancial procedió de las comunidades gobernadas por el PP. Hace dos años, la dirección del partido conservador se opuso a la cesión del 15% del IRPF al considerarla una concesión del Gobierno a la Generalitat catalana, fruto del pacto entre el Ejecutivo y CiU.

Ayer, por el contrario, las 10 comunidades gobernadas por el PP aceptaron con su silencio la prórroga de la cesión del 15% del IRPF. La razón de fondo, que ayer no afloró en la sesión, fue el cambio de manos de los gobiernos tras el 28-M. Algunas comunidades como Madrid, Valencia y La Rioja, gobernadas hace dos años por el PSOE y ahora por el PP, salen beneficiadas por este sistema y los nuevos gobernantes populares no se opusieron.

El ministro de Economía, Pedro Solbes, facilitó la votación de las comunidades gobernadas por el PP al no darles siquiera la oportunidad de expresar su posición. Se limitó a pedir que se manifestaran sólo las que estaban en contra de la prórroga.

El representante del PP de Aragón pidió un receso para consultas, que se prolongó durante una hora. Posteriormente, sólo los representantes de las tres comunidades del PSOE expresaron su rechazo. Los de las 10 comunidades del PP dieron el visto bueno a la prórroga con su silencio. Tenían un acuerdo con la dirección del partido de mantener una posición unitaria. Sólo el representante de Galicia, el popular José Antonio Orza, expresó de forma clara su abstención, ya que su comunidad, que se opuso hace dos años a la cesión, tiene aún un recurso pendiente ante el Constitucional contrario a la cesión.

El vicesecretario general del PP, Mariano Rajoy, explicó posteriormente la posición de su partido. Dijo que el apoyo del PP a la prórroga de la cesión no equivale a una conformidad con ese sistema de financiación, sino "un gesto de responsabilidad para facilitar la gobemabilidad". Defendió que la financiación de las comunidades debe ser resultado de un consenso por afectar a la estructura del Estado. Para ello, agregó, el Gobierno y las comunidades "disponemos de todo un año por delante".

El PP presentará en el Congreso una proposición no de ley para que el Gobierno realice una propuesta al Consejo sobre la base del documento que el Ejecutivo ha encargado a un grupo de expertos y en el cual se señala que la cesión del 15% del IRPF a las autonomías nada tiene que ver con la corresponsabilidad fiscal.

Pedro Solbes, en un claro reto a CiU, no garantizó que la prórroga de la cesión del 15% del IRPF se materialice en el caso de que el Parlamento devuelva los Presupuestos de 1996 al Gobierno o si no respalda los decretos de prórroga de los actuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1995

Más información

  • Prorrogado el actual sistema con el silencio de las 10 comunidades gobernadas por el PP