Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso rechaza ampliar el aborto por vía de urgencia

La Mesa del Congreso decidió ayer rechazar la petición del Gobierno para que el proyecto que amplía la ley de interrupción voluntaria del embarazo se tramite por el procedimiento de urgencia. Los socialistas acusaron a PP y CiU de boicotear esta ley e Izquierda Unida mostró su desacuerdo con esta postura, a la vez que acusaba al Gobierno de no haber actuado a tiempo. Rosa Aguilar, portavoz de IU-IC, dijo que "la responsabilidad es del Gobierno, del PP, CiU y PNV".Joaquim Molins, portavoz de CiU, se defendió de las acusaciones de Aguilar recordando que el propio presidente del Congreso, Félix Pons, había asegurado que sí existen precedentes de rechazo al trámite de urgencia y ello ocurrió con la ley de seguros privados. Lo que no ha ocurrido nunca es que se rechace la petición inicial del Gobierno de tramitar un proyecto por el procedimiento de urgencia, cuando la petición se ha hecho al mismo tiempo de remitirlo a la Cámara.

Molins explicó que la media temporal de cualquier proyecto de ley en el Congreso es de siete u ocho ampliaciones de plazos de enmienda, mientras que el proyecto de aborto no lleva ni la mitad. Eso demuestra, en su opinión, que no está existiendo bloqueo por parte de su grupo. Molins explicó que su grupo ha dejado libertad de voto sobre este asunto a sus diputados.

Joaquín Almunia, en nombre del PSOE, acusó a populares y catalanes de boicotear el proyecto y admitió que "cada día que pasa es más difícil aprobar el proyecto en lo que queda de legislatura", entendiendo que la legislatura concluirá con este periodo de sesiones, es decir el 31 de diciembre. Almunia dio seguridades de que el PSOE tratará por todos los medios de que el proyecto se debata y se apruebe antes de esa fecha y, en caso de no conseguirlo, comprometió la actuación de su grupo para plantear el asunto en la próxima legislatura.

Las parlamentarias del PSOE creen que todavía hay alguna posibilidad de sacar adelante la ampliación. No ocultan su enojo con el Gobierno, pero sus baterías se dirigen a la derecha ideológica. Senadoras y diputadas se presentarán hoy en la sede federal del PSOE para reunirse con la secretaria de la mujer, Clementina Díez de Baldeón, y con la secretaria de Estado de Justicia, María Teresa Fernández de la Vega, para ver qué se puede hacer si es que hay tiempo. Las socialistas coordinarán acciones desde el Parlamento y el partido con la colaboración de la secretaria de Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1995