Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía de Barcelona abre una investigación sobre el método Hamer

El ministerio público actúa a instancias del Colegio de Médicos

El fiscal jefe del Tribunal Superior de Cataluña, Carlos Jiménez Villarejo, ha iniciado una investigación sobre la aplicación del método Hamer en Cataluña. La decisión ha sido tomada tras la denuncia presentada por el Colegio de Médicos, de Barcelona, que ha abierto expediente contra cinco médicos que atienden pacientes por este procedimiento. El colegio ha actuado después de que las familias de dos enfermas fallecidas presentaran denuncia ante la Comisión Deontológica.

Una fiscal de la plantilla de Barcelona ha sido designada ya para realizar la investigación preliminar. Entre los primeros pasos previstos por la fiscalía figura llamar a declarar a los cinco facultativos denunciados por el propio Colegio de Médicos y también a la familia de Helena Lumbreras, una de las pacientes a las que se. aplicó el método Hamer y que falleció a consecuencia de un cáncer, tras un largo sufrimiento.Helena Lumbreras fue tratada por Vicente Herrera Adell, quien declaró a este diario que estaba tratando a otros 300 pacientes de cáncer, sida y otras dolencias por el mismo procedimiento. Los otros cuatro denunciados son: Jorge Pérez Calvo, Juan B. Pujet Valencia, Isabel Mora y Montserrat Noguera, que tienen consulta de medicina general y, algunos, de naturopatía.

Fuentes de la fiscalía señalaron que además de los interrogatorios se encargara a un médico forense un dictamen sobre el método Hamer. La investigación está destinada a determinar si los facultativos que aplican este método pueden incurrir en algún tipo de negligencia profesional, aunque se trata de una investigación preliminar. José María Mena, teniente fiscal de la Audiencia de Barcelona, declaró ayer que si se demostrara una relación entre la muerte de algún paciente y la falta de asistencia provocada por el método Hamer "podría tratarse de un delito de imprudencia temeraria".

Fuentes jurídicas consultadas por este diario han indicado que lo que es relevante en el caso del método Hamer es que se presenta como una terapia exclusiva y excluyente. La mayoría de las llamadas medicinas alternativas se ofrecen como complementarias y normalmente no interfieren en la aplicación de las terapias de la medicina científica. Pero, en este caso, lo primero que hacen los seguidores de Hamer es prohibir a sus pacientes que sigan o inicien radioterapia o quimioterapia, con lo que si el tumor está en una fase inicial, el paciente pierde la oportunidad de curarse. De hecho, muchos tumores se curan en estos momentos si el tratamiento se inicia en una fase temprana.

Merma de la voluntad

Especialistas consultados por el Colegio de Médicos han indicado que los pacientes son, por otra parte, inducidos a un comportamiento que reduce su capacidad de decisión. Además de retirarles toda la medicación, se les induce a comer muy poco Y sólo determinados alimentos, buscar la quietud y la soledad y, en algunos casos, dormir muy poco."Teniendo en cuenta que muchos pacientes se encuentran debilitados por la enfermedad y que a veces sufren dolores, este tratamiento les coloca en una situación que en términos médicos llamamos de privación sensorial, en la que se produce una merma de la conciencia y de la capacidad de reacción",

Muy frecuentemente los seguidores del método Hamer predisponen al paciente en contra de su familia, lo que comporta un aislamiento respecto de su entorno afectivo. Y como el método consiste en hacer creer al enfermo que el cáncer ha sido provocado por un conflicto emocional que debe resolver, también muy frecuentemente el paciente acaba culpando de su enfermedad a los miembros de su familia, entrando en un círculo de fanatismo sectario.

"Desde nuestro punto de vista está muy claro. Estos enfermos son privados, por este procedimiento, de las posibilidades de curación que ofrece la medicina científica. Y en el caso de los enfermos ya terminales el método es muy cruel, porque les priva de unos fármacos seguros y eficaces que podrían evitarles el sufrimiento. El problema es concretar todo esto en términos jurídicos", indicó un miembro de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos.

Para recabar más información, la fiscalía de Barcelona se pondrá en contacto con la oficina del fiscal de Graz (Austria) que investiga 17 casos de pacientes tratados por Ryke Heer Hamer. En esa ciudad ejercía el citado médico hasta finales del pasado mes de julio. Los pacientes, con procesos cancerígenos, fallecieron tras la aplicación del método.

Igualmente, la fiscal recabará información en Málaga, ciudad en la que Ryke Geer Hamer realizó dos seminarios destinados a médicos españoles y donde se han tratado también numerosos pacientes procedentes de toda España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de septiembre de 1995