Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE ALBACETE

Final apasionado

La feria de Albacete puso ayer broche de oro con el toreo pasional que cascabelearon Emilio Muñoz y el local Manuel Caballero. La tarde fue encendida también entre los parroquianos, quienes se apasionaron igualmente con la pureza barroca del trianero, y con el hambre de triunfo de Caballero. También se apasionaron con algunas tropelías, como el baile de corrales y la limpieza de los mismos, ya que desfilaron toros de cuatro hierros distintos.

Muñoz parió tres series de naturales largos, mandones y ribeteado de sentimiento como nadie los alumbró en el abono. Hubieran sido perfec tos con un pelín más de ligazón, pero el valor del trianero anda prendido con alfileres. No obstante, hubo casi total pureza en su labor frente a este terciado segundo, con pases de auténtico embeleso, aleteo de mariposa y gran florilegio de improvisados adornos, aunque lo engorrinara todo con un feo sartenazo.

Atanasio / Ortega, Muñoz, Caballero

Dos toros de Atanasio Fernández (cuatro rechazados en el reconocimiento). 2º y 3º de Benítez Cubero. 4º de Zalduendo y 1º, sobrero, de Jiménez Pasquau. Desiguales de presentación y juego; varios sospechosos de pitones. Ortega Cano: bronca; aviso y bronca. Emilio Muñoz: vuelta; oreja. Manuel Caballero: silencio; oreja.Plaza de Albacete, 17 de septiembre. 12ª y última corrida de feria. Tres cuartos, de entrada.

Por ese camino real de torería iba en el manejable quinto, al que también labró muletazos en bronce, esta vez con mayor predicamento sobre la mano derecha.

Caballero se apuntó al triunfo en el sexto, un encastado atanasio de afiladas velas. Se lo dejó crudo en varas y recordó sus tiempos de figura novilleril, jugándose la vida con quietud y pases de todas las marcas, aunque no se volcó igualmente a la hora de matar, necesitando tres viajes.

La pasión de Ortega Cano, tan pleno de jindama como de buenos deseos es simular a la de Cristo. El cartagenero, asustadizo y descompuesto, se limitó a montar sendos horrorosos mítines. También la pasión alboreó en su aspecto negativo y prendió en los tendidos al ver cómo el sobrero que abrió la tarde, comenzaba a sangrar por un pitón ras derrotar en un burladero. Y continuó también al no obtener del usía la devolución a corrales del tercero, al que hubo que apuntillar tras acamarse durante la faena de muleta o lo que fuese aquello.

Toros flojos en Guadalajara

Por otra parte, ayer se celebró en Guadalajara la última corrida de feria, con toros de Los Guateles, sosos y flojos, informa Efe. Espartaco, pitos y oreja. Jesulín de Ubrique, petición en ambos. Rivera Ordóñez, oreja y palmas.Valladolid. Toros de Auxilio Holgado. Jorge Manrique, ovación en los dos. Fundi, oreja y ovación. Rodolfo Pascual, vuelta yovación.

Sevilla. Novillos de Prieto de la Cal. Manolo Martínez, aviso y silencio; silencio. Pepe Luis García, vuelta y silencio. Carlos Pacheco, oreja y vuelta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de septiembre de 1995