Una tromba de agua provoca inundaciones y destrozos en toda Andalucía

La lluvia llegó por fin ayer a Andalucía, pero no como se esperaba. Una tromba de agua cayó por la tarde en diferentes puntos de la región, provocando inundaciones, destrozos en campos de cultivo y casas, así como cortes en diferentes carreteras. Las provincias más afectadas fueron las de Cádiz -con desprendimientos de rocas en Ubrique y riadas en Alcalá del Valle- y Córdoba -inundaciones en Lucena, Cabra y Rute, y cuatro heridos por un rayo en Bujalance-. En Jaén, una tormenta de granizo arrasó en sólo media hora una extensión de 5.000 hectáreas de cultivo. Protección Civil y Tráfico están en alerta.

Las lluvias torrenciales han ocasionado inundaciones en la serranía de Cádiz. La localidad más afectada fue Alcalá del Valle, donde la tromba de agua caída a las 18.30 del martes anegó el pueblo. La lluvia se prolongó durante una media hora y supuso una intensidad de 50 litros por metro cuadrado, provocando una avalancha de agua y lodo.La tromba de agua ocasionó el aislamiento telefónico de esta población hasta el mediodía de ayer. La tormenta se extendió a Ubrique, en donde se produjeron desprendimientos de piedras de hasta 100 kilogramos de peso. Protección Civil expresaba ayer sus temores ante la posibilidad de crecidas del río Ubrique.

La espectacular tromba de agua, que llegó a dejar hasta 17 litros por metro cuadrado, sacudió ayer toda la provincia de Granada, aunque sin causar daños, según Protección Civil. En apenas una hora, la tormenta estuvo a punto de provocar el desbordamiento de algún río y propició numerosas intervenciones de los bomberos, informa Jesús Arias. Según el Gobierno Civil de Granada, la tromba de agua se hizo sentir especialmente en pueblos próximos a la capital, como Pinos Puente -en donde estuvo a punto de desbordarse el río Velillos-, Peligros o Víznar. En esta última localidad, un rayo afectó a un transformador y dejó sin fluido eléctrico durante varias horas a los municipios colindantes de Alfacar, Nívar y Huétor Santillán.

En Bujalance (Córdoba), cuatro personas sufrieron heridas leves por un rayo cuando se encontraban en una piscina, según ha informado a Efe la empresa de emergencias sanitarias 061, mientras que en Huelma (Jaén) un pastor resultó herido por el granizo y tuvo que ser atendido en un centro hospitalario de la capital. En la citada localidad jiennense la lluvia destrozó en tan sólo media hora numerosos olivos, mientras que las bolas de granizo han matado a numerosos animales domésticos. Una familia tuvo que ser evacuada de su domicilio en Cabra (Córdoba), donde quedó atrapada por causa de la lluvia, que en una media hora dejó unos cincuenta litros por metro cuadrado, y en Lucena cuatro personas fueron rescatadas cuando se encontraban en un bar.

En Sevilla, un total de cuatro municipios -Constantina, Marchena, Écija, Sanlúcar la Mayor y la barriada cercana a Sevilla de Coca de la Piñera- se vieron afectados por la lluvia, que inundó numerosas casas. En Sanlúcar fue necesario evacuar un total de 30 viviendas. La lluvia también se dejó sentir en Almería -en Vera cayeron más de setenta litros por metro cuadrado- y Málaga. En Huelva quedaron cortadas al tráfico varias carreteras comarcales, especialmente cerca de Arácena.

Fuera de Andalucía, la precipitaciones más importantes se produjeron ayer en Tarancón (Cuenca), donde una tormenta provocó el desbordamiento del río Riansares, informó Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de agosto de 1995.

Lo más visto en...

Top 50