Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos mantiene invariable su postura a la espera de una propuesta concreta de la UE

Los representantes marroquíes y comunitarios se volvieron a reunir ayer sin entrar aún, según fuentes comunitarias, en la negociación concreta del nuevo acuerdo de pesca bilateral. Tras esta segunda jornada de tanteo, Marruecos mantiene su oferta inicial, calificada de inaceptable por Bruselas, a la espera de recibir una propuesta concreta de la Comisión Europea que dará el pistoletazo de salida de una negociación que se prevé maratoniana. Los pescadores andaluces no creen que la flota comunitaria pueda volver a faenar en el caladero marroquí antes del 15 de septiembre.

"El ambiente de esta sexta ronda es mejor que en la quinta", aseguran fuentes comunitarias. Sin embargo, en el entorno de la negociación se mantiene un inusitado hermetismo mientras las dos delegaciones continúan atrincheradas en el centro de Conferencias del Borschette, el mismo edificio donde se reúne el Comité Monetario de la UE para dar el visto bueno a la devaluación o la modificación de la paridad de una divisa comunitaria.Hasta el momento Marruecos no ha modificado su postura negociadora de partida. El director de Pesca Marítima responsable de la delegación marroquí, Mohamed Rami, sigue esperando una propuesta comunitaria que cifre con detalle los recortes, especie por especie y en las distintas partes del caladero. Para la flota cefalopodera (que pesca pulpo y calamar), frente a una propuesta de Rabat de un recorte del 65% de las capturas, Bruselas está dispuesta a proponer una disminución del 21%, el 7% anual durante tres años.

En el resto de las especies o tipos de pesca -donde Rabat propone incluso la supresión del cerco norte, de la actividad de la flota comunitaria artesanal, de arrastre demersal o pelágico, o de las capturas de merluza-, Bruselas perfila su propuesta con el objetivo de alcanzar una reducción global equilibrada que podría situarse en torno al 30%.

Mientras Bruselas y Rabat prosiguen su tira y afloja, representantes de los armadores de Marruecos y de España -presentes en Bruselas desde el inicio de la sexta ronda- expresan profundas divergencias en cuanto al porcentaje de recortes para los próximos tres años.

El secretario general de la Asociación Marroquí de Pesca de Altura, Mohamed Benjelloun, ha señalado que la oferta de Rabat en cuanto a los cefalópodos (la especie más rentable del caladero) "es muy generosa". "El mejor acuerdo es que no lo hubiese", añade, "pero esto no sería bueno para las relaciones de amistad entre la UE y Marruecos". Los armadores de Rabat recuerdan incluso que han pedido una parada biológica para su propia flota cefalopodera, compuesta por unos 70 barcos, en los meses de septiembre y octubre, ante la sobreexplotación de este recurso. Precisamente éstos son los dos meses tradicionales de veda para los calamares y el pulpo en ese caladero.

En contra de la demanda marroquí se ha pronunciado el director gerente de la Asociación de Cefalopoderos del puerto de Las Palmas (Anacef), José Ramón Fontán, quien califica la cifra del 65% de "absurda, ya que no se va ha materializar jamás". "Ni esto, ni otras cosas", añadió. La flota cefalopodera española que opera en la zona sur del caladero está compuesta por unos 151 barcos. José Ramón Fontán recordó que si no hay acuerdo de pesca, no hay acuerdo de asociación con Marruecos, y advirtió que Rabat "valora mucho más éste último".

[Mientras, en España, los pescadores ya han retrasado sus esperanzas de volver a faenar hasta el 15 de septiembre, según manifestó ayer el presidente de la Interfederativa Andaluza de Cofradías de Pescadores, Rafael Montoya a la agencia Efe. Montoya se mostró pesimista respecto a la continuidad del acuerdo: "Deberíamos ir olvidándonos de Marruecos", aseguró. Para Montoya, la flota andaluza no está en condiciones de reducir sus capturas en un 21 %.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de agosto de 1995

Más información

  • Los pescadores andaluces dudan que puedan volver a faenar antes del 15 de septiembre