América Latina no queda relegada

La mejora de las relaciones con EE UU no va en detrimento del estrechamiento de lazos con América Latina. Los propios norteamericanos reconocen que la Unión Europea (UE) es muy influyente en la parte latina del continente americano, y destacan la influencia política española. Chile, Cuba, México y los países de Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) forman la principal zona económica cuyas relaciones se impulsarán a lo largo de la presidencia española. La mejora de lazos entre los Quince y este Continente es precisamente una de las prioridades de la presidencia española. Tras meses de reticencias, por problemas internos derivados de la crisis monetaria del peso, México ha dado luz verde al inicio de las negociaciones para crear una zona de libre comercio con la UE. El proceso de negoeciación más avanzado es el de Mercosur. La presidencia española tiene previsto celebrar dos reuniones -el 14 de septiembre y a finales de septiembre o principios de octubre- para cerrar el acuerdo de asociación con el Mercado Común de América del Sur.

Más información

Chile también desea unirse a este planteamiento, aunque en paralelo al proceso negociador de Mercosur. Todos estos países desean firmar el acuerdo durante la cumbre de Madrid, en diciembre.

En el caso de Cuba, está previsto un viaje de, la troika comunitaria para explorar la posibilidad de un acuerdo de cooperación, condicionada a una apertura del proceso de liberalización económica y a gestos como liberación de presos políticos.

El nivel actual de las relaciones de la UE con esta isla caribeña -principalmente ayuda humanitaria- se mantendrá, afirman fuentes diplomáticas españolas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de julio de 1995.

Lo más visto en...

Top 50