Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO GAL'.

González tacha de "falsas" y "disparatadas" las imputaciones del ex dirigente socialista

Ricardo García Damborehea, ex dirigente socialista y ahora simpatizante del PP, conmocionó ayer la vida política. De negarlo todo -"es una broma", dijo en febrero- ha pasado a autoinculparse en el secuestro de Segundo Marey y a acusar a Felipe González y otros altos dirigentes del PSOE de tener pleno conocimiento de las actuaciones de los GAL. Según su testimonio, él mismo habló con González en varias ocasiones sobre la guerra sucia contra ETA. El presidente del Gobierno no tardó en replicarle. "Sus acusaciones son falsas y disparatadas", dijo en rueda de prensa televisada, como la de Damborenea. Para el líder del PP, José María Aznar, la crisis es "insostenible"."Jamás ha hablado conmigo de una materia como ésta", afirma el presidente del Gobierno

"Es absolutamente falso lo que dice" Ricardo García Damborenea, replicó ayer Felipe González a las acusaciones del ex secretario general del PSOE de Vizcaya y actual compañero de viaje del Partido Popular, según las cuales ambos políticos discutieron la estrategia que dio origen a los GAL.González negó categóricamente y por cuatro veces esta acusación en una reunión, con los corresponsales españoles en Bruselas. Advirtió que está dispuesto a comparecer en el Congreso "por supuesto", pero en el periodo ordinario de sesiones, pasado el mes de agosto, y aseguró que la dimisión como diputado del ex ministro del Interior José Barrionuevo no arreglaría nada porque el objetivo es el jefe del Ejecutivo.

González sostuvo que este nuevo episodio no influirá negativamente sobre la presidencia española de la Unión Europea (UE), ni en la cotización de la peseta. [La divisa reaccionó por la tarde cediendo terreno ante el dólar y el marco, mientras que por la mañana lo había recuperado. La Bolsa cerró con una pérdida de 2,74 puntos, el 0,91 %, después de haber caido hasta 3,88 puntos. Los analistas estiman que hoy será el día decisivo para calibrar los efectos de las declaraciones de García Damborenea sobre los mercados].

"Es absolutamente falso lo que dice Está falsificando absolutamente la realidad (...) Jamás ha hablado conmigo, de una materia como ésta (...) La capacidad de decir disparates a veces no tiene límite (...) Espero que crean mi palabra y no la de García Damborenea". Con estas rotundas frases se. refirió González a las imputaciones de su antiguo correligionario, hoy pasado al campo de la derecha.

Pero lo hizo sin añadir acrimonia personal, al conceder que comprende "que ésta pueda ser su estrategia de defensa", interpretando que la tentativa de "implicar hasta el máximo nivel" pretende "forjar una ley de punto final", proyecto de calificó de "disparate".

Rencor y hemerotecas

González no quiso interpretar si las manifestaciones de García Damborenea están o no motivadas por algún tipo de rencor, aunque aconsejó a los ciudadanos que "miren las hemerotecas", seguramente en referencia a las encendidas negativas que la misma persona realizó hace unos meses sobre su posible responsabilidad en aquella operación de terrorismo de Estado. También dijo no sentirse "en absoluto" traicionado por su antiguo compañero de partido. .

"He tenido poca relación con él", aseguró, "nunca he hablado con este señor de lucha antiterrorista González recordó que hace tiempo que trabaja para otro grupo político. Más concretamente, señaló que lleva varias campañas haciendo declaraciones "no sólo contra el PSOE, sino personalmente, contra mí, porque se pasó con armas y bagajes al PP".

González informó que ha pedido al ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, que estudie acciones legales contra el ex dirigente socialista. Preguntado si discutirá la situación con el líder nacionalista catalán Jordi Pujol, respondió que, no lo tiene previsto. "Sería inusitado que el señor Pujol diese crédito a lo que hoy se ha dicho" [por parte de García Damborenea].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 1995