Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las sombras se ciernen sobre el Tesoro

La Secretaría del Tesoro, u puesto ocupado hace no mucho por el flamante ministro de Defensa, Michael Portillo se ha convertido en esta última crisis en poco menos que un departamento con gafe. Su titular hasta ayer mismo, e derechista Jonathan Aitken presentó la dimisión apena horas antes de ser defenestra do en lo que constituye el primer gesto del primer ministro John Major para limpiar de sombras su nuevo Gobierno Aitken, implicado en el caso de las facturas del Ritz, destapado por el diario The Guardian el año pasado, ha sido también salpicado por el escándalo de la venta de arma a Irán.Aitken -alto cargo de la empresa BMARC cuando esta compañía decidió saltar se el embargo de armas a Irá e Irak durante la guerra que mantuvieron ambos países- ha vestido su renuncia con otro traje. Supuestamente abandona el Gabinete par dedicarse en cuerpo y alma limpiar su nombre, mancha do por las informaciones de diario The Guardian y de productora Granada Television.

Sin embargo, su sustitución por el aristócrata William Waldegrave, hasta ahora ministro de Agricultura n aliviará demasiado la carga dejada Aitken en la Secretaría del Tesoro. Waldegrave e uno de los ministros que supuestamente encubrieron otra violación del embargo de armas, esta vez a Irak, que investiga el juez Richard Scott. Mientras el informe Scott sale a la luz -quizás el próximo otoño-, Waldegrave ha encontrado un acomodo interino en el despacho de Aitken. Su sucesor al frente del Ministerio de Agricultura, Douglas Hogg, un ex alto cargo de Exteriores, tendrá la oportunidad de lidiar las nuevas batallas con la Unión Europea con las manos más libres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de julio de 1995