Alemania y Reino Unido, enfrentados por el hundimiento de la plataforma de Shell

Una bomba destruye una gasolinera de la compañía en Hamburgo

El presidente de Shell de Alemania, Peter Duncan, declaró ayer en Hamburgo que la multinacional petrolera se muestra dispuesta a aplazar el hundimiento en el Atlántico, al norte de Escocia, de la plataforma petrolera Brent Spar. Esta declaración contradice otras procedentes del Reino Unido, donde directivos de Shell insisten en mantener el plan previsto.En la cumbre del G-7 que se está celebrando en Canadá, Alemania y el Reino Unido han puesto de manifiesto sus discrepancias sobre el tema. El canciller federal alemán, el democristiano Helmut Kohl (CDU), insiste en la necesidad de impedir el hundimiento en el mar de la plataforma de Shell. El primer ministro del Reino Unido, el conservador John Major, se mantiene en que la decisión de hundir la plataforma es legal.

Mientras tanto, siguen en Alemania las acciones de boicoteo y violencia contra Shell. En la madrugada de ayer unos desconocidos quemaron con bombas incendiarias la sala de ventas de una gasolinera en Hamburgo, que ardió por completo. El partido ecopacifista alemán Los Verdes continúa este fin de semana una protesta masiva contra la multinacuional. 50 diputados han firmado un llamamiento contra Shell.

Según publicaba ayer el diario Bild Zeitung, la caída deventas de Shell como consecuencia del boiocoteo supone en Alemania una pérdida de 20 millones de marcos (1.700 millones de pesetas).

En Alemania, donde parte del vecindario se dedica a vigilar si un ciudadano deposita una botella en el contenedor destinado a los papeles para luego denunciarlo a la policía, no se concibe que la Shell pueda ahora hundir en el mar toneladas de chatarra y sales radiactivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de junio de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50