Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Políticos y escritores colaboran, en un trabajo de, COU sobre la lectura

, Cualquier incitación a la lectura resulta siempre gratificante, aun cuando sea difícil calibrar cuántos nuevos lectores se conquistan para el universo de las letras impresas. Una de estas iniciativas ha tenido lugar en el instituto de bachillerato Parla III de Madrid.

Capitaneadas por el profesor de Lengua y Literatura Jesús Hernández Montes, un grupo de alumnas (alumnas por que ellas abundan en mayor número en las aulas del COU de, este instituto y porque pare cen siempre más dispuestas que ellos a engancharse en actividades paralelas a las estriciamen te curriculares) llevó a cabo una original experiencia pedagógica a lo largo del curso que ahora termina. Armadas de paciencia y audacia se dirigieron a un centenar de personalidades de ámbitos tan diversos como la política, las artes, la ciencia, la investigación o la filosofía pidiéndoles su colaboración con la clase en un ejercicio de "elogio de la lectura". "Se trataba", explica el profesor Fernández Montes, "de hacer ver, desde el punto je vista de cada cual, la fundamental importancia que tiene la lectura hoy en la formación integral de la persona".

MÁS INFORMACIÓN

El resultado ha sido tan sorprendente para los alumnos del centro como para todos los que han tenido la oportunidad de leer los treinta y dos textos que llegaron al instituto. La "lista de colaboradores", como la llama el profesor, la componen, entre otras, personalidades como Carmen Alborch, Luis Atienza, José Borrell, Julián Gárcía Vargas, José Antonio Griñán, Gustavo Suárez Pertierra, Felipe González, Lázaro Carreter, José Jiménez Lozano, José María Álvarez del Manzano, Luis María Ansón, Angel Requena Fraile, José Luis Sampedro, Antonio Gala, Olegario González de Cardedal, José Manuel Ibáñez...

"No me atrevería enjuiciar los porqués que influyen en la escasa inquietud que parecen tener los jóvenes por la lectu ra", comenta Hernández Mon tes, "es más, esta idea no se ha planteado como un mecanismo para evaluar esos porqués ni tampoco como confrontación entre el mundo dé la imagen audiovisual y el de la letra im presa. Me parece que ambos mundos tienen excelentes cualidades muy enriquecedoras para cualquiera. Los alumnos leen si encuentran razone s para hacerlo, por encima, o a pesar de la supuesta mala "influencia de la televisión".

Los políticos leen

La exposición Elogio de la lectura, que aún permanece en el instituto, ha coincidido en el tiempo con una manifestación protagonizada por jóvenes de Parla (sur periférico de Madrid), para protestar por la mala imagen que de este barrio se vierte en ciertos medios decomunicación". Así que la experiencia tuvo el valor añadido de servir como respuesta a las hoy tan frecuentes generafizaciones sobre los jóvenes.

"Yo creía que los políticos no tenían interés por la lectura", comenta Clara Fernández, una de las artífices del singular proyecto, "en primer lugar creía que no nos iban a escribir, pero, encima, algunos son realmente alentadores porque son sinceros y hacen referencias a lecturas que les han marcado".

Al comentario de Clara se suma el de Virginia Espinoza Anta, quien destaca, de la carta. enviada por el presidente del Gobierno, Felipe González, su referencia a las Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar ("Una de las, novelas que más vivamente me han impresionado en los últimos tiempos", escribió el presidente). También destacan el, "enjundioso elogio" que les remitió el ministro de Trabajo: "Leer, por de pronto, es una actividad posterior a la de escribir: más resignada, más civil, más intelectual".

Raquel Domínguez y María Virtudes Corredor valoran los resultados obtenidos haciendo un elogio mayor, si cabe, de la lectura. "Siempre me ha gusta do leer novelas, cuanto más lar gas mejor; La Regenta de Cla rín la leí en una semana", dice Domínguez. Y añade: "Quisiera que la gente supiera que leer es una forma única de expresar se y de relacionarse con otras personas a distintos niveles. Es un reto". Palabras que secunda al unísono todo el grupo y que Virtudes Corredor remata: "Cuando tienes que leer obligatoriamente un libro se te hace muy cuesta arriba, llegas a aborrecerlo, pero leer es una de las cosas más importantes que hago en mi vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de mayo de 1995

Más información

  • LITERATURA