Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ADIÓS A LA FARAONA

Problemas con Hacienda

Lola Flores empezó sus problemas con Hacienda en 1987. En marzo de ese año, la Fiscalía de Madrid presentó una querella contra la cantante y su marido por no haber presentado las declaraciones de la renta entre los años 1982 y 1985. En octubre se le exigió una fianza de 145 millones de pesetas. En 1989 se inició el juicio y en marzo de ese año la sentencia determinó que Lola Flores no había cometido delito fiscal. La sentencia fue recurrida. En 1991 el Tribunal Supremo la condenó como autora de cuatro delitos fiscales. Al no poder determinar la cuota defraudada, la condenó a "la cuantía mínima posible". Las multas e idemnizaciones alcanzaron los 28 millones de pesetas, mientras que el fraude estimado ascendía a los 47 millones. Condenada a dos penas de un mes y un día de arresto y otras dos de siete meses de prisión, Lola no ingresó en prisión por no exceder un año ninguna de las penas impuestas.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 1995