"No presentaba señales de tortura"

El principal líder de la oposición en Guinea Ecutatorial, Severo Moto, recluido en la prisión de Black Beach por el régimen de Teodoro Obiang desde el 6 de marzo, sufría malaria y leves síntomas de catarro cuando fue visitado el pasado día 5 por una una delegación internacional, que asegura en un informe salvo por los citados síntomas, gozaba de buena salud: "No presentaba señales de malos tratos o torturas".La delegación visitó a Moto a Petición de los embajadores de España, José María. Otero, y de Francia, Jacques Gazon,- y del encargado de negocios de Estados Unidos, Joseph O'Neill, y la integraban el re-, presentante del Programa de Desarrollo de la ONU en Guinea Ecuatorial, Michael Askwith; el presidente de la Cruz Roja guineana, doctor Maheo, y el citado encargado de negocios norteamericano. El informe contiene los siguientes apartados:

Más información
El líder opositor ecuatoguineano pide por radio y televisión clemencia al presidente Obiang

Puntos del informe

Condiciones carcelarias. Moto está siendo tratado bien. Tiene libertad para realizar ejercicios en el patio de la cárcel y reunirse con otros presos. Una mujer del Partido del Progreso le suministra regularmente alimentos. Dijo que su moral era baja.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Visitas de abogados. No había recibido ninguna visita de sus abogados defensores. Por dos razones ' : a los abogados no se les ha garantizado el pago de sus servicios y se niegan a visitar al preso mientras no cobren, y, además, el Gobierno no les había dado permiso para realizar las visitas. El Gobierno mantiene que los abogados no han pedido autorización. Moto dijo que no sabía las verdaderas razones.

Petición de clemencia. Moto expresó su poca fe en el proceso de apelación, y repitió que la comunidad internacional debía intentar un perdón por parte del presidente Obiang. Hubo alguna discusión sobre si Moto se refería a una petición de clemencia o a un indulto. Se trataría de proponer una fórmula para salvar la cara, y ésta consistiría en hacer del perdón o la clemencia algo legalmente justo, así como prueba de sabiduría política.

Campaña de desinformación. El informe afirma que el Gobierno guineano está preocupado por la campaña de información en España contra Malabo. Moto admitió que ésto estaba perjudicando su causa y pidió que se aconsejase a Armengol [Armengol Engonga Ondo, vicepresidente del Partido del Progreso] que cese de difundir falsa información.

Es evidente, dice el informe, que un eventual perdón o clemencia, reduciría el nivel de atención de los medios de comunicación españoles y contribuiría a mejorar las relaciones entre los dos países.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS