_
_
_
_
_

Una novela lésbica de una autora que se niega a revelar su identidad gana La Sonrisa Vertical

"Quiero seguir llevando una vida normal", dice la escritora por fax desde Roma

La novela Tu nombre escrito en el agua, firmada por Irene González Frei (seudónimo), fue proclamada ayer ganadora del XVII Premio La Sonrisa Vertical de narrativa erótica. La novela trata de un amor lésbico llevado a las últimas consecuencias, y su autora no ha querido que se desvele el anonimato con el que ha concurrido al premio. Sólo ha accedido a revelar que es una estudiante hispanoamericana que actualmente vive en Roma. "Lo hago", escribió en un fax enviado a EL PAÍS, "porque quiero seguir llevando la vida normal que he llevado hasta ahora".

Después de que el año pasado fuera declarado desierto, La Sonrisa Vertical ha vuelto a sorprender este año. Ha habido una obra ganadora, eso sí, y por unanimidad, pero el misterio sobre el autor o autora permanece, ya que se oculta tras una identidad disfrazada. Se define como una mujer de apariencia física normal con una faceta lasciva que su novio fue el primero en descubrir. Su novio ha sufrido el tiempo que ha dedicado a la novela, porque ha tenido que aprender a cocinar.Beatriz de Moura, editora de Tusquets, editorial que convoca el premio, explica: "Nosotros somos los primeros sorprendidos, aunque es cierto que las bases de La Sonrisa Vertical prevén la posibilidad de que el ganador mantenga el seudónimo, cosa lógica en un premio de narrativa erótica". "Me temo que, aunque la novela está muy bien escrita, no es de ningún autor conocido", añadió De Moura, "y que la pista italiana es cierta".

La historia de Tu nombre escrito en el agua, tal como la cuenta Beatriz de Moura, es rocambolesca. "Nos llegó a través de un intermediario que no es conocido en los ambientes literarios", explicó la editora, "y nos tendremos que poner de acuerdo con la autora para ver cómo firma el contrato y cómo cobra el importe del premio".

De una cosa está segura Beatriz de Moura: la ganadora es una mujer, ya que ha establecido contacto telefónico con ella y la voz no engañaba. La autora, sin embargo, se negó a mantener diálogo a través del teléfono con los. periodistas y exigió responder las preguntas por fax. El fax receptor remitía a una oficina telefónica pública de Roma.

La misteriosa escritora dijo, a través del fax: "Ésta es la primera novela que mando a una editorial" y añadió: "Debo mucho a Borges, a García Márquez y a Vargas Llosa. De los españoles me gusta Eduardo Mendoza". Añadió que su novela "debe mucho a Lolita de Nabokov" y precisó que "es una historia de amor entre dos mujeres".

"La acción de la novela", amplió Beatriz de Moura, "se sitúa entre Madrid e Italia. Se trata de la historia de una mujer española que conoce a otra con la que mantiene una fuerte relación lésbica". Esa otra joven, una uruguaya, responde al nombre de Marina y, curiosamente, el libro está dedicado a una mujer llamada Marina. La dedicatoria permite suponer que quizá la obra tiene un componente autobiográfico. La novela está narrada en primera persona. Empieza en el Madrid de los setenta, en un ambiente liberado universitario y con una orgía brutal entre un hombre y dos mujeres.

El jurado de La Sonrisa Vertical, formado por Luis García Berlanga, Juan Marsé, Ricardo Muñoz Suay, Almudena Grandes, Rafael Conté y Beatriz de Moura, votó por primera vez en la historia del premio por unanimidad y elogió el alto valor literario de Tu nombre escrito en el agua.

El argentino Antonio Elio Brailovsky fue finalista con Me gustan los cuernos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_