Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exteriores otorga los vuelos humanitarios a dedo

La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) ha contratado los vuelos para el transporte de ayuda humanitaria a Ruanda con una única compañía, la británica Chapman Freeborn Airmarketing, sin que haya mediado ningún concurso público para la adjudicación de estos fletes, según ha reconocido Javier Casas, jefe del gabinete técnico de la AECI.Los dos primeros vuelos con ayuda humanitaria se realizaron con aviones fácilitados por el Ministerio de Defensa. Los siete siguientes se han fletado a través de Chapman Freeborn por adjudicación directa de la AECI. El precio de dos de estos vuelos superó los 10 millones de pesetas, cantidad por encima de la cual es obligatorio convocar un concurso público de ofertas entre compañías que posean una clasificación determinada, que otorga el Ministerio de Hacienda con arreglo a las características técnicas y financieras estipuladas por la Ley de Contratos del Estado.

El recurso continuado a Chapman, según Casas, se debió a que cumplió con plena satisfacción los primeros envíos, fletados en unas condiciones difíciles: "Al principio sufrimos una presión enorme de la opinión pública y tuvimos que recurrir a quien más garantías nos ofrecía en ese momento, que era Chapman. Los dos primeros envíos -26 de julio y 2 de agosto- los hicimos con aviones de Defensa,; los siete restantes han costado en torno a los 76.000 y los 80.000 dólares" (entre 9,8 y 10,3 millones de pesetas al cambio de septiembre).

Precios elevados

Chapman ha efectuado también cinco viajes a Ruanda por encargo de Médicos Sin Fronteras con aviones llyushin, B-707 y DC-8, con una capacidad de carga entre los 33..000 y 34.800 kilos. Ninguno de ellos ha costado menos de: 15 millones de pesetas. El más barato, 15.800.000 pesetas, y el más caro, 44.942.260, según han informado portavoces de esta ONG.

Estos precios son mucho más elevados de los facturados a la AECI que, salvo en dos ocasiones, no han alcanzado los 10 millones de pesetas, según Casas. Esta información se contradice con la contenida en unos anuncios de la AECI publicados en la prensa el pasado 16 de septiembre. En ellos se decía que el coste de siete fletes a Ruanda había sido de 86,5 millones de pesetas, cantidad que hace un promedio de 12,3 millones por avión. Por el contrario, los dos aviones llyushin soviéticos que ha fletado la organización Médicos del Mundo, con 45.000 toneladas de ayuda, los contrató a una y compañía española por 100.000 y 110.000 dólares, respectivamente, alrededor de 12,5 y 13,75 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de enero de 1995