_
_
_
_
RESURGE EL 'CASO GAL'

González cree "absolutamente imposible" que pueda demostrarse la vinculación del Gobierno con el GAL

Anabel Díez

El presidente del Gobierno, Felipe González, ha esperado tres días desde que resurgiera el caso GAL para sentar doctrina respecto a lo que será la declaración oficial sobre este asunto: "Es absolutamente imposible que nadie pueda demostrar que el Gobierno tiene que ver con el GAL, por lo que si se ve afectado o no resulta una hipótesis absurda". González asegura que su Gobierno ha actuado en todo momento con la legalidad y ha combatido el terrorismo "con procedimientos democráticos", siempre en lucha desigual porque los violentos "asesinan y extorsionan" sin miramientos.

Más información
Recurrida la prisión de Planchuelo y las fianzas de Hierro y Saiz

La respuesta sobre el GAL ya es oficial dentro de las filas socialistas, cuyos dirigentes repetirán estas aseveraciones junto a la defensa del ex ministro del Interior Barrionuevo, quien no tiene por qué dimitir, según Felipe González.El jefe del Ejecutivo aprovechó su presencia en la mañana de ayer en una residencia de ancianos de la Comunidad de Madrid para atender la demanda de los informadores de que despegar a los labios para dar su opinión sobre el sumario que instruye el juez Baltasar Garzón y que ha llevado a la detención, entre otros, de Julián Sancristóbal, exgobernador civil de Vizcaya y, a partir de febrero de 1984, director de la Seguridad del Estado.

Inmediatamente después de que González hiciera sus primeras declaraciones, miembros de la Ejecutiva federal del PSOE, sin haberle escuchado, repetían prácticamente las mismas palabras, por lo que resulta evidente que la coordinación se ha producido entre Gobierno, partido y grupo parlamentario al objeto de que no haya disonancias.

El respeto a la actuación del juez Garzón; la afirmación de que el Gobierno que preside González desde 1982 ha combatido el terrorismo por procedimientos democráticos y el rechazo a asumir cualquier tipo de responsabilidad o de comparecencia inmediata en el Parlamento, por este asunto, dado que se siente ajeno al mismo, son las líneas generales de la respuesta diseñada por los socialistas.

González recalcó su convicción de que en poco tiempo el clima creado por este escándalo "se sosegará y todo el mundo entenderá que no afecta al Gobierno". "El Gobierno ha actuado siempre de acuerdo con la legalidad", remachó. El presidente no ve razón alguna para que Barrionuevo tenga que abandonar su escaño, según ha solicitado el PNV. "El señor Barrionuevo ha hecho declaraciones suficientemente claras y no hay ninguna razón para que dimita". González se remontó a casos de corrupción probados de los que se han derivado dimisiones de ministros: "Nosotros asumimos responsabilidades cuando hay que asumirlas, otros no".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Reconocimiento

Estas declaraciones fueron precedidas de un recordatorio respecto a la dureza de la violencia terrorista en los años ochenta, así como al reconocimiento a las Fuerzas de Seguridad del Estado por las víctimas que ha habido en sus filas. "La lucha contra el terrorismo se ha hecho siempre por procedimientos democráticos y siempre deberemos reconocimiento al riesgo que han corrido y corren las fuerzas de seguridad, por lo que deben tener todo nuestro apoyo y nuestro reconocimiento". González extendió a toda la sociedad "el sufrimientol" por la virulencia terrorista, recordando que en esta lucha "un Estado democrático como éste siempre actúa con instrumentos desiguales", en referencia a que los terroristas no tienen escrúpulos ni limitaciones.

A este respecto, el lehendakari en funciones, José Antonio Ardanza, expresó ayer su preocupación por la utilización, por parte de "quienes en su día tuvieron serias responsabilidades políticas", de la situación de violencia etarra que se, vivía en la época en que nació el GAL [1983] para justificar su actividad. "Si un Estado de derecho quiere combatir el delito y el crimen mediante el delito y el crimen se habrá quebrado el Estado de Derecho y el propio sistema democrático", advirtió el dirigente del PNV.

González tenía claro que respecto a algunas cosas no iba a decir nada comprometido. Así, se negó a opinar sobre Garzón y su estancia durante nueve meses en las filas parlamentarias socialistas como independiente. "No voy a hacer ningún pronunciamiento, sólo reiterar el respeto absoluto a las actuaciones judiciales".

Ardanza, también salió en defensa del juez, asegurando que le parece "tremendo" que alguien pueda lanzar la sospecha de que actúa movido por la venganza.

En el capítulo de negativas de González entró también el rechazo a comentar informaciones periodísticas relacionadas con la instrucción. "Nadie debe saber nada de este sumario porque es secreto, a no ser que se esté vulnerando el secreto sumarial". Según González, en la cena que mantuvo con el líder del PP el lunes, tan sólo dedicaron "medio minuto" a tratar el tema del GAL, "porque no había muchos datos".

"Ningún partido cuestionará las pensiones"

A. D. El presidente del Gobierno, Felipe González, hizo ayer campana para sí mismo y para el Partido Popular entre una comunidad de ancianos al asegurarles que "ningún partido va a poner en cuestión el sistema público de pensiones"; "no hay que ser en esto partidista, por lo que quiero dar tranquilidad".

Precisamente, en la última campaña electoral, en junio, el tono no fue éste, sino que el líder socialista, cogiendo el programa electoral el Partido Popular, afirmó que con un Gobierno de José María Aznar los pensionistas perderían en ese momento, 1993, 8.000 pesetas mensuales. Quizá la cercanía de la entrevista con José María Aznar hace tres días le ha hecho cambiar de opinión.

"Tranquilidad, dentro de los próximos años, nadie va a poner en cuestión las sensiones", reafirmó.

González lo pasó bien ayer entre. varios centenares de pensionistas residentes en un centro de la Comunidad de Madrid, donde sus moradores le acogieron con gestos de afecto y simpatía. La ministra de Asuntos Sociales, Cristina Alberdi, le acompañaba junto al presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, y la consejera de Integración Social de esta comunidad, Elena Vázquez, muy popular en esta comunidad.

Los ancianos escucharon con atención la salutación de González y su agradecimiento por haber dedicado su vida a trabajar, y, por tanto, qué menos, que ahora gozaran de una etapa tranquila. Esta residencia goza de modernas instalaciones inauguradas por la reina Sofía en 1979.

A González le fue fácil improvisar un discurso para la tercera edad, dado que es un asunto que repite permanentemente en las campañas electorales. Entre otras cosas dijo que "la dignidad de una sociedad se mide por la capacidad que tenga de dar un buen trato a los ancianos".

Sobre la firma

Anabel Díez
Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_