LAS CUENTAS DEL PP

Fraga afirma que las cuentas de su partido están claras

Santiago de Compostela - 16 dic 1994 - 23:00 UTC

El PP gallego se refugió ayer en el silencio y evitó dar explicaciones concretas sobre los gastos de su campana en las elecciones autonómicas de 1989, en las que Manuel Fraga arrebató la presidencia de la Xunta a los socialistas. Acosado por los informadores en los pasillos del Parlamento autónomo, Fraga se limitó a comentar apresuradamente: "Nada que decir. Es un tema de Madrid. Alguien ha creído que podría explotarlo indebidamente, pero nuestras cuentas están claras aquí y allá".Igual de lacónico se mostró el consejero de la Presidencia del Gobierno autónomo, Dositeo Rodríguez, que ejerció como coordinador de la campaña del PP en las elecciones de 1989. "Las explicaciones las tiene que dar el partido. Lo único que puedo decir es que la contabilidad está regularizada y todas las partidas justificadas", comentó Rodríguez.

Más información

La oposición se apresuró a anunciar que pedirá la comparecencia de Fraga en el Parlamento autónomo para que explique el desfase entre los gastos declarados al Tribunal de Cuentas y las cantidades enviadas desde Madrid a Santiago para destinar a la campaña gallega. Sin embargo, los socialistas adelantaron que no utilizarán el asunto para "anatemizar o desgastar políticamente a Fraga".

El portavoz del PSOE en el Parlamento gallego, Miguel Cortizo, explicó que su intención es desvelar la "hipocresía" en la que incurre el PP cuando denuncia la corrupción ajena. "A ver si esto le sirve de ejemplo", manifestó Cortizo, "porque se observa con frecuencia cómo el PP utiliza estos asuntos como arma política con el mayor cinismo y la mayor desvergüenza".

El Bloque Nacionalista vinculó este caso a las recientes declaraciones de Fraga, sugiriendo que debería hacerse "borrón y cuenta nueva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de diciembre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50