El acoso femenino barre en los cines americanos

El de Disclosure no ha sido un estreno espectacular, pero sí ha conseguido desatar la polémica del momento, un debate acerca del poder y el sexo, y una denuncia sobre su protagonista, Michael Douglas, por parte de la Organización Nacional de Mujeres de Estados Unidos (NOW). Los 10 millones de dólares (1.300 millones de pesetas) recaudados el pasado fin de semana colocan a este montaje en el primer puesto de recaudación.

Localizada en una empresa de programas de realidad virtual, se ha dicho que es un filme de ciencia ficción, no por los múltiples adelantos técnicos sino porque su premisa es que una mujer acosa sexualmente a un hombre en la oficina. El filme, propio del subgénero Atracción fatal y Proposición indecente y demás seducciones fatales y letales, se comenzó a rodar muy poco después de que la novela de Michael Crichton El acoso (publicada también en España) llegara a las librerías a principios de este año.La historia de Disclosure es, según una comentarista del diario The New York Times, un escaparate de los miedos que siente el hombre hacia las mujeres en posiciones de poder. En la película, el personaje que interpreta Demi Moore intenta seducir a Michael Douglas en la oficina para luego acusarle de avances sexuales y quitarle de su camino en la escalera corporativa.

Perpetrada la escena clave de la película, que pocos pueden evitar calificar de cínica, Crichton intenta agradar a todo el mundo repitiendo varias veces en el guión la frase "el acoso sexual no es una cuestión de sexo, sino de poder" y presentando a varias mujeres buenas, honradas e inteligentes. Según Barry Levinson, un director que necesitaba un éxito comercial asegurado después de desastres como Toys o Jimmy Hollywood, Disclosure nos permite acercamos a la idea del acoso sexual con nuevos ojos. "El hecho de que los papeles estén cambiados permite a las mujeres expresar a los hombres lo que se siente al estar en su piel".

Pero este argumento no ha convencido a la NOW -según las estadísticas estadounidenses, en el 85% de las denuncias por abuso sexual las víctimas son mujeres-, que según explicó Michael Douglas le ha denunciado por la película.

El actor ha reiterado que no le interesa la controversia y que sólo hace películas para divertirse y permitirse pasar el resto del año en Mallorca.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS