Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubbia anuncia resultados con éxito en su ensayo de energía nuclear sin casi residuos

Los investigadores españoles, determinantes en el experimento

Carlo Rubbia, premio Nobel de Física, y su equipo de investigación presentaron ayer en Ginebra los primeros resultados del experimento diseñado para confirmar su idea de producir energía por fisión nuclear utilizando un acelerador de partículas en lugar de un reactor nuclear convencional. Las principales ventajas de esta alternativa consistirían en descartar el peligro de reacción nuclear incontrolada y no producir residuos radiactivos de larga vida media. En el experimento ha sido determinante el trabajo de los investigadores españoles del equipo.

Los datos del experimento fueron discutidos en una reunión científica especial celebrada en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), junto a Ginebra, donde trabaja Rubbia, justo un año después de presentar su proyecto. Hay que hacer todavía mucha investigación y prototipos antes de pensar en la explotación comercial de energía producida con el sistema ideado por el Nobel italiano, pero el trabajo experimental realizado es correcto y los resultados son esperanzadores, según expertos del CERN.El experimento ha consistido en hacer incidir un haz de protones de baja intensidad de un acelerador de baja potencia del CERN sobre un blanco de uranio para ver si se produce una ganancia de energía, debida a las reacciones nucleares, y medirla. Efectivamente, se ha comprobado que se produce dicha ganancia, en un factor 30, comparando la energía que entra en el sistema y la que sale. El sistema se denomina por ello amplificador de energía.

"Las expectativas teóricas de Rubbia se han confirmado, los resultados experimentalescoinciden muy bien con las predicciones", comentó Cayetano López, catedrático de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y coordinador científico de los investigadores españoles en este experimento.

Sin apenas residuos

Las ventajas de esta alternativa de fisión nuclear respecto a los reactores en uso es que el sistema no tendría peligro de criticidad, es decir, no se podría desencadenar en él una reacción incontrolada. Además, Rubbia destaca la importancia de no producir residuos nucleares de larga vida media -millones de años- como sucede con los reactores convencionales. "La toxicidad de los residuos generados es de cuatro órdenes de magnitud inferior a los de un reactor convencinal", puntualiza Juan Antonio Rubio, investigador español del CERN. Así que el sistema no es absolutamente limpio, pero Rubbia ya lanzó la idea de utilizar el mismo sistema para incinerar todos los residuos y ayer afirmó que pretende seguir investigando este punto.En la reunión de ayer, a la que asistieron unos 500 investigadores del CERN, se le preguntó a Rubbia acerca de los siguientes pasos a dar y él contestó que hay que diseñar una instalación prototipo. Aunque el experimento se ha realizado con uranio, el combustible del amplificador de energía sería el torio, elemento al que son extrapolables los resultados obtenidos, según el equipo de Rubbia, que dice que ya existen lastecnologías precisas para construir un amplificador.

"Los instrumentos de medida de la temperatura que indica la ganancia energética del proceso nuclear estudiado han sido diseñados en la UAM por el equipo de Sebastián Vieira y han sido capaces de tomar los datos con precisión de tres diezmilésimas de grado centígrado", explica Rubio. También han participado investigadores del Cedex (de Obras Públicas) y del Ciemat (de Industria).

"En el experimento, el haz de protones incidía sobre un equipo, aportado por la ETS de Ingenieros Industriales de Madrid, que consiste en un cilindro de acero con agua (moderador de las reacciones), 270 barras de uranio natural y una pieza del mismo material", explica López. "Sobre esta última inciden los protones y se desprenden neutrones que se multiplican mediante fisiones nucleares en las barras de uranio produciendo más energía de la que ha entrado en la vasija", continúa. El equipo de Rubbia -50 investigadores, incluídos 13 españoles- ha enviado a la revista Physics Letters el artículo de su experimento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de diciembre de 1994