La Diputación de Alicante compra los manuscritos de Miguel Hernández

La Diputación Provincial de Alicante acordó ayer la compra, por 1,5 millones de pesetas, del archivo documental referido a Miguel Hernández propiedad de los herederos de la escritora María Cegarra, con la que el poeta oriolano mantuvo una relación sentimental. A esta adquisición se llega después de la fallida subasta de los manuscritos organizada para el pasado 6 de octubre por la sala Fernando Durán de Madrid.

En aquella ocasión, el lote salió a subasta por un precio inicial de 2,5 millones de pesetas, pero nadie pujó. Además del precio -muy por encima del valor real de los -documentos, según los expertos-, los posibles compradores se contuvieron ante la oposición a la venta. de diversas instituciones valencianas, entre ellas la Generalitat, que se movilizaron para evitarla.

Lo más importante del lote es el legado epistolar, que parece confirmar que Miguel Hernández y María Cegarra mantuvieron una relación sentimental, siempre sospechada por los estudiosos, pero jamás confirmada.

El archivo documental adquirido consta de un total de ocho cartas, además del manuscrito inédito del soneto Rayo que no cesa, dedicado a María Cegarra en 1935, antes de ver la luz el libro El rayo que no cesa. Completan el legado los ejemplares de la revista Cruz y Raya de agosto y septiembre de 1934, un ejemplar del poemario anterior con dedicatoria a la musa del poeta de Orihuela, una carta en la que Antonio Oliver (marido de Carmen Conde) anunciaba a la escritora la muerte del poeta en la cárcel de Alicante y fotografías de distintas épocas de María Cegarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 01 de diciembre de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50