GUERRA EN LOS BALCANES

Retenidos 300 'cascos azules' en Sarajevo

La primera represalia significativa del Ejército serbio contra la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (Unprofor) se produjo ayer alrededor de Sarajevo, donde más de 300 casco s azules franceses y ucranios fueron retenidos por soldados serbios. El incidente se produjo en los depósitos donde se almacena el armamento pesado [todo aquel que supera los 12,70 milímetros de diámetro- retirado de la zona de exclusión de 20 kilómetros en torno a la capital bosnia, a raíz del ultimátum de febrero de la ONU. Los serbios pretenden recuperar las piezas de artillería bajo control, de Unprofor.Los soldados serbios bloquearon a los cascos azules y les impidieron entrar y salir de las instalaciones. Portavoces de Unprofor subrayaron que no se produjo situación violenta alguna y que se llevaban a cabo intensas negociaciones para lograr una solución pacífica.

A pocos kilómetros de donde se produjo este incidente, en Pale, en las afueras de Sarajevo, el parlamento de la autoproclamada república serbia de Bosnia se reunió ayer para debatir qué respuesta dar a la intervención de la OTAN y votar si se declara el estado de guerra en los territorios por ellos controlados. El máximo líder Radovan Karadzic reiteró, a su llegada al feudo serbio, que su Ejército responderá cuando y como crea oportuno a los bombardeos de la OTAN.

Los policías militares serbios del puesto de control junto al aeropuerto, en la carretera procedente de Pale, retenían ayer por la tarde a los periodistas que regresaban a la capital bosnia y advertían que no podían ir más allá de las pistas. En las instalaciones del aeródromo, que habitualmente registra una intensa actividad de los casos azules, los soldados de la ONU brillaban por su ausencia ayer. Los mandos de Unprofor habían dictado órdenes estrictas de extremar las medidas de seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de noviembre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50