Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece en Barcelona el actor, director y escritor Félix Rotaeta

El actor, director y escritor Félix Rotaeta falleció ayer en el Hospital Clínico de Barcelona a causa de un choque séptico de origen abdominal y fallo multiorgánico, según el parte facilitado por el centro sanitario. El director de Chatarra y productor e intérprete del primer filme de Almodóvar, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, se encontraba rodando en Tudela Atolladero -un western del debutante Óscar Aibar, y con Pere Ponce e Iggy Pop entre los protagonistas- cuando empezó a encontrarse mal.

Rotaeta dirigió sólo dos filmes: El placer de matar, en 1987, y Chatarra, en 1991, protagonizado por Carmen Maura y Mario Gas, y que fue seleccionado a concurso en el Festival de Venecia.Entre sus últimos trabajos destaca su intervención como Erronius en el musical Golfus de Roma, que dirigió Mario Gas.

En la personalidad artística de Rotaeta (Madrid, 1942) se conjugaban diferentes afinidades. Había estudiado periodismo y arte dramático y a mediados de los años sesenta se convirtió en el alma y en el intérprete principal del grupo de teatro independiente Los goliardos. Fueron sus inicios como actor, para después pasar a intervenir en filmes tan diversos como La escopeta nacional, Sonámbulos o Tigres de papel, convirtiéndose en uno de los rostros representativos del cine de la transición española.

Pero su carácter polifacético le impedía estar únicamente detrás de la cámara o encima de los escenarios como actor. Sus obras Las pistolas -llevada al cine por él mismo en 1987 con Antonio Banderas y Victoria Abril, con el título El placer de matar- y Merienda de negros dan fe de la personalidad de este hombre inquieto.

En su carrera, en todo caso, destacan los papeles en el cine, donde debutó a mediados de los años cincuenta, participando en cortometrajes y en numerosos largometrajes, en papeles de secundario. Además de las películas citadas, Rotaeta invervino en Al servicio de la mujer española (1978), El crimen de Cuenca (1979), Akelarre (1984) y Tiempo de silencio (1986).

"Estoy muy impresionada, me enteré ayer [por el martes] de que estaba mal", manifestó a este diario Carmen Maura. "Tengo un recuerdo muy fuerte de Félix en el rodaje de Pepi, Luci, Bom ... ; él fue el alma de esa película, el responsable de que se hiciera. Luego, cuando hice Chatarra, tuvimos una relación maravillosa, se portó muy bien como amigo y como director. Era muy buen director, adoraba a los actores, sabía ver cuándo estabas incómoda con algo. Es una pena que no haya podido hacer más películas, siempre estábamos hablando de volver a trabajar juntos". La actriz añadió: "Era, además, un escritor maravilloso."

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 1994