Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A MESA Y MANTEL

Cansado de la hierba seca de las alturas, decidió comer a mesa y mantel. Los comensales que a las dos de la tarde del pasado domingo se disponían a comer en La Hostería del Valle, en Arenas de San Pedro (Ávila), no se esperaban la autoinvitación inesperada que se hizo un macho de cabra montés a la mesa. El animal, de ocho años de edad y procedente del monte El Berrocal, de la sierra de Gredos, se presentó en el vestíbulo de este establecimiento, parece ser que dispuesto a comer, sin duda alguna un menú distinto al habitual en la sierra. Cuando se estaban poniendo las mesas, Pedro Sánchez, camarero, se encontró el macho montés "ahí parado, quietecito, sin moverse, no sabemos de dónde vino y allí estuvo una hora hasta que el guarda mayor del Servicio Territorial de Medio Ambiente se lo llevó a comer hasta la reserva El Risquillo, en Guisando.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 1994

Más información

  • GENTE