Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1994 ha sido el peor año en incendios de bosques desde que existen datos fiables

Moratalla, en Murcia, ha registrado el mayor fuego del siglo

El sindicato Comisiones Obreras, la organización ecologista Adena / WWF y el Icona han presentado, ayer y el miércoles, sus balances de incendios forestales. La conclusión es una: ha sido un año trágico -36 víctimas, 405.000 hectáreas arrasadas; el 2% de la superficie forestal española, territorio similar a Álava-; y el peor año desde que hay estadísticas fiables y comparables -desde 1980- en cuanto a superficie arbolada calcinada: 224.000 hectáreas- CC OO y Adena piden que se trabaje ya en la prevención y cuidado del bosque, y no acordarse de santa Bárbara sólo cuando truena.

"Falta de planificación preventiva y descoordinación en las tareas de extinción". Ésas son las dos principales críticas vertidas por Fernando Prieto, ecólogo y experto en bosques. Cristina García-Orcoyen, presidenta de Adena / WWF (organización que cambiará su nombre a partir del 1 de enero para llamarse Fondo Mundial de la Naturaleza-España), reclamó ayer con urgencia un plan nacional contra incendios, que coordine al Gobierno central, los autonómicos y los ayuntamientos. Alberto Fernández Lop, responsable de la campaña de bosques de Adena, consideré totalmente equivocado dedicar a extinción el 75% de los 25.000 millones que este año se han gastado el Icona, y las comunidades autónomas en luchar contra el fuego, y sólo un 25% a prevención. "Hay que invertir estas prioridades", dijo. "Perdemos el tiempo todo el año y luego, en verano, nos tomamos un analgésico. Absurdo". CC OO y Adena calcúlan las pérdidas económicas de los incendios de este año en 150.000 millones.Las cifras son desalentadoras. Esas 405.000 hectáreas arrasadas en España son casi el doble del territorio quemado conjuntamente en Francia, Italia, Grecia y Portugal.

Por comunidades autónomas, los incendios se han cebado con la Comunidad Valenciana (ha ardido un 10% de toda su superficie forestal), Murcia (5%) y Cataluña (3%). Donde menos hectáreas se han quemado ha sido en Extremadura (las llamas han recorrido sólo el 0,15% de sus montes y bosques), País Vasco (0, 16%) y Navarra (0,361%). En Galicia, comunidad a la que se pone como ejemplo últimamente de eficacia en la extinción, ha ardido el 0,53% de su territorio forestal. CC OO le reconoce la mayor eficacia en la extinción -superficie media quemada por cada incendio-. Han ardido 1,60 hectáreas por cada foco, frente a las 156 de Murcia y las 183 de Valencia.

Los peores incendios del año, que han batido récords del siglo, han tenido como escenario Moratalla (Murcia) y Requena-Buñol y Millares (Valencia). El de Moratalla, destacado por Adena como el peor del siglo, calcinó 17.000 hectáreas arboladas.

Fernando Prieto recalcó como significativo del poco interés político que siguen despertando los bosques y los incendios que el 40% de los fuegos tengan causas desconocidas. Entre los 67 grandes incendios contabilizados por Icona este año, 31 tuvieron origen desconocido, 13 fueron intencionados, 9 por negligencia y 8 por rayos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de noviembre de 1994