Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'número dos' del PSOE vasco imputado en el 'caso Osakidetza'

El vicesecretario del PSE-EE, José Luis Marcos Merino, ha sido imputado en el sumario abierto en Vitoria por el fraude masivo de la oposiciones al Servicio Vasco de Salud-Osakidetza. Existen "indicios serios y graves" sobre su presunta participación en la falsificación de exámenes que en 1990 benefició a cerca de 500 personas vinculadas al partido socialista y a UGT, y que supuso un perjuicio para el erario público de 231 millones de pesetas, según la estimación del titular del juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria, Gregorio Álvarez.La condición de diputado de Marcos Merino -de 46 años, casado y con tres hijos- ha obligado el juez de] caso Osakidetza. a elevar esta causa al Supremo.

Además de Marcos Merino, han sido inculpados otras 11 personas, entre ellas los militantes socialistas Mario González, ex director de Osakidetza; Pedro Pérez Torres, número dos de la institución en 1990; y Ana Isabel Jiménez, José Angel Martín y Pablo Sastre.

El juez levantó ayer el secreto que pesaba sobre el caso desde hace cinco meses. En el auto, señala que, "en el mejor de los casos", Marcos Merino está implicado "en grado de encubridor" y lamenta que no "han sido halladas" todas las personas implicadas. Además, considera que hay indicios de una posible implicación de Marcos Merino en otro grado y calidad.

El juez también ha vinculado con el fraude a Alberto Lertxundi, ex jefe de prensa de Osakidetza, quien obtuvo en las oposiciones fraudulentas una puntuación superior a la posible, y a Isabel Herrero, madre de Allá Isabel Jiménez y entonces secretaria del responsable de los servicios jurídicos del Servicio Vasco de Salud, Félix Urruela.

Las irregularidades en las oposiciones fueron detectadas en la primavera de 1991, semanas después de que el PSE dejara de dirigir la sanidad vasca y asumiera esta cartera el PNV. Ante la evidencia del fraude fueron los sindicatos quienes llevaron el caso a los tribunales. La creación de una comisión de investigación fue rechazada por PSOE y PNV hasta el mes de marzo. El Parlamento vasco aprobó por unanimidad investigar las responsabilidades políticas.

La decisión judicial conocida ayer corrobora la sospecha de que la falsificación fue posible gracias a la colaboración de dirigentes socialistas con la empresa correctora de los exámenes, Euro Appraisal. Cuatro emplea dos de esta empresa han resulta do imputados, entre ellos el director, Javier Abásolo, que permanece encarcelado en una prisión de París desde hace más de un año. Abásolo cumple una pena de cuatro años por intentar descontar a la Banca Rothschild pagarés falsos por valor de 40 millones de dólares.

Las investigaciones han determinado que Marcos Merino se entrevistó con Abásolo un día después de descubrirse las irregularidades, y que fue la empresa Euro Appraisal quien abonó la factura de la estancia del dirigente socialista en un hotel de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de septiembre de 1994