Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FIS y el Gobierno argelino negociaron en secreto en Suiza el estableciminiento de una tregua

Representantes del Frente Islámico de Salvación (FIS) en el exterior y del Gobierno argelino han mantenido varias reuniones secretas en la ciudad suiza de Lausana, en un intento de establecer las bases de un diálogo nacional que permita poner fin a la violencia en Argelia. Tales reuniones precedieron a la propuesta del FIS al Gobierno, según la cual los islamistas estarían dispuestos a establecer una tregua en la lucha armada a cambio de la libertad de sus dirigentes y militantes.

El Gobierno no ha acusado recibo de esta carta y mucho menos ha comentado oficialmente la oferta de tregua. La noticia de los contactos secretos, confirmados por responsables del FIS en el Interior, fue desvelada ayer, horas antes de que se inicie en Argel una nueva sesión de diálogo entre la Presidencia de la República y los partidos de la oposición democrática para intentar sacar al país del caos y reemprender el proceso democrático interrumpido hace dos años y medio.La delegación del FIS en Suiza estaba encabezada por su portavoz en Escandinavia, Bachir Benzeguir, un argelino responsable del centro de Cálculo y Desarrollo del Centro Estatal de la Energía Sueca y militante del partido centrista sueco, del que fue candidato en las elecciones locales de Estocolmo de 1991. Benzeguir es un hombre próximo al líder del FIS, Abassi Madani.

La representación gubernamental estaba presidida por Yamel Ould Abbas, responsable de la Comisión de Asuntos Exteriores en el Consejo Nacional de la Transición, seudoparlamento constituido hace meses en Argelia para llenar el vacío creado por la disolución de la Cámara en 1991. Abbas ha presidido muchos años la Unión Medica Argelia, que agrupa a todos los facultativos del país.

Pese al hermetismo de ambas partes, el dirigente del FIS en Escandinavia ha asegurado: "Lo más importante es que todos hemos llegado a puntos de acuerdo comunes, referentes al interés supremo de Argelia, a la integridad territorial y, sobre todo, al respeto a la diferencia". Benzeguir ha desautorizado abiertamente las "masacres ciegas" y ha defendido la vía del diálogo y la democracia.

En medios políticos se cree que las reuniones se produjeron la pasada semana, poco antes de que Abassi Madani entregara al general Mohamed Betchin, número dos del régimen, una carta proponiéndole la tregua a cambio de su liberación. Madani acepta también negociar con representantes del régimen argelino y participar en las sesiones del diálogo nacional que se reemprenderán hoy en Argel.

Previsiblemente, el FIS no participará hoy en la reunión, que se celebrará en el Palacio de la Presidencia de Argel. La propuesta de los islamistas aún debe ser estudiada por el Gobierno. Fuentes diplomáticas estiman que la sesión de hoy será un tanteo en el que la oposición y el régimen tratarán sobre la presencia de los integristas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de septiembre de 1994

Más información

  • Dudas sobre la presencia integrista en la sesión del diálogo nacional prevista para hoy