TENSION EN EL NORTE DE AFRICA

España sigue considerando a Marruecos un país seguro

Asuntos Exteriores seguirá considerando a Marruecos un país seguro y no lo incluirá en la lista de destinos no recomendados por las autoridades españolas, pese al reciente atentado que costó la vida a dos turistas en Marraquech, según anunció ayer el titular de ese departamento, Javier Solana.El ministro, tras dejar claro que el Gobierno español considera que Marruecos "no es un país inseguro", indicó que tampoco se estima peligroso a todo el territorio de Egipto, sino sólo la zona sur de ese país, donde el pasado viernes fue asesinado un niño español de nueve años en un atentado integrista.

Según las circulares enviadas por Exteriores a las agencias de viajes y operadores turísticos, no se debe viajar "bajo ningún concepto" a los siguientes países: Argelia, Ruanda, Burundi, Congo, Zaire, Yemen y Camboya. Respecto a otros siete países, se aconseja "ir con cuidado" o no visitar determinadas zonas. Además de Egipto, forman este segundo grupo Ucrania, Turquía, Venezuela, República Dominicana, Cuba y el Estado norteamericano de Florida, en algunas de cuyas autopistas operan bandas de delincuentes juveniles.

Más información

Solana pidió a las agencias de viajes y a las organizaciones de turismo españolas que "hagan caso" a las recomendaciones de su departamento sobre los destinos peligrosos.

El Gobierno ha pedido a Marruecos que agilice todo lo posible su investigación para aclarar los motivos y circunstancias en que se produjo el atentado de Marraquech.

Menor tensión

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El jefe de la diplomacia española estimó, por otra parte, que entre Rabat y Argel "parece que disminuye la tensión en las últimas horas", tras el cierre por Argelia de la frontera con su vecino occidental en respuesta a la decisión marroquí de imponer el visado a los ciudadanos argelinos tras el atentado contra los turistas en Marraquech. En los últimos días, Javier Solana ha mantenido contactos con sus homólogos de Argelia y Marruecos para tratar de "bajar la temperatura" de las relaciones mutuas y propiciar, una solución al problema.

España, directamente afectada por las tensiones en el Magreb, intentará sensibilizar al resto de los países de la Unión Europea (UE) para que den una atención prioritaria a los problemas del norte de África. Este giro en la política comunitaria y los recientes atentados contra españoles en la zona se discutirán en la reunión de los ministros de Asuntos Exteriores comunitarios prevista para el 11 de septiembre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción