TENSIÓN EN EL NORTE DE ÁFRICA

Una avalancha de argelinos intenta volver a Europa a través del puerto de Alicante

La imposibilidad de acceder a Melilla para embarcar rumbo a Málaga y Almería, sido la ruta habitual, ha provocado una auténtica avalancha de solicitudes de plazas en la línea marítima Orán-Alicante por parte de inmigrantes argelinos que regresan a sus puestos de trabajo en Europa tras las vacaciones. Las fuertes retenciones en la frontera han obligado a fletar varios barcos especiales, el primero de los cuales tenía previsto llegar anoche al puerto de Alicante.

Más información

El conflicto desatado por la guerra de la frontera entre los gobiernos de Argelia y Marruecos, surgido el pasado fin de semana cuando Rabat decidió exigir a los ciudadanos argelinos la tramitación de un visado para acceder a su territorio, ha dejado bloqueadas a miles de personas y vehículos, que habían programado su regreso al continente europeo, vía Melilla.La necesidad de incorporarse a sus puestos de trabajo -principalmente en Francia-, ha obligado a esta gente a utilizar el ferry que semanalmente enlaza Orán con Alicante. La naviera argelina Entreprise Nationale de Transport Marítime de Voyageurs (ENTMV), a través de su consignataria en España, la compañía Romeu & Cía, con sede en Alicante, ha fletado dos barcos para dar respuesta al aumento de demanda.

Barcos especiales

El primero de estos barcos especiales, con capacidad para 250 vehículos y 1.100 pasajeros, tenía anunciada su llegada al puerto de Alicante a las 20.00 horas de ayer. Viajaba al completo, mientras la empresa consignataria, las autoridades portuarias y el Gobiemo Civil habilitaban con urgencia todo tipo de servicios para acoger a los inmigrantes. El segundo contingente llegará el próximo lunes, 5 de septiembre.En época estival, coincidiendo con las operaciones de salida y retorno de los argelinos que vuelven a su país para las vacaciones, la naviera habilita dos viajes semanales, en lugar del habitual que llega al puerto de Alicante los martes por la noche. Este año, a esos servicios especiales se suman otros dos viajes, necesarios por los conflictos fronterizos en el Magreb. Alicante y Marsella son los dos únicos puertos de entrada de argelinos para regresar a Europa.

Sólo durante esta semana, en Alicante han desembarcado 750 vehículos y más de 3.700 pasajeros procedentes de Argelia. Cuando concluya la operación retorno, esa cifra se elevará a más de 1.000 vehículos y 6.000 personas, según informó ayer Antonio Muñoz, delegado de Romeu & Cía.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La inesperada avalancha de emigrantes ha obligado también a reaccionar a la autoridad portuaria de Alicante, que ha habilitado en el muelle de Levante un aparcamiento con capacidad para 1.000 vehículos, diversas fuentes de agua potable, aseos, servicios extraordinarios de cafetería y restaurante y una brigada especial de limpieza.

En cuanto a medidas de seguridad, el puerto ha triplicado su equipo habitual de vigilantes jurados. La empresa consignataria también ha dispuesto sus propias medidas, mientras el Gobierno Civil ha dado las órdenes para destacar en el puerto a efectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil. Los servicios de aduanas también se han reforzado ante el esperado trabajo extra.

Un representante de la autoridad portuaria informó ayer que se ha tenido que actuar "con rapidez". "Aunque el trabajo no nos ha desbordado", señaló la misma fuente, "hemos tenido que habilitar un espacio muy grande en apenas seis horas, para poder dar servicio a las miles de personas que llegan estos días procedentes de Argelia".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción