Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un buque de la Marina mexicana abre fuego contra un pesquero de EE UU

Un buque de la Marina mexicana persiguió a un pesquero norteamericano a última hora de la tarde del miércoles y llegó a disparar contra él alegando que faenaba fuera de los límites jurisdiccionales del Golfo de México. En la caza e intento de captura, el buque penetró dos millas en aguas estadounidenses, que abandonó posteriormente bajo la vigilancia de un guardacostas de EEUU.El incidente ha sido el más grave de los ocurridos en los últimos meses. Sin llegar al dramatismo de los enfrentamientos en el golfo de Vizcaya, las aguas del golfo de México son también escenario de un duro combate por la pesca del camarón.

La Marina de México, en un comunicado, oficial, afirmó que la persecución del pesquero Don Enrique comenzó después de que no atendiera a las señales que se le hicieron para que se detuviera, y que ante! de entrar en aguas norteamericanas se estuvo siguiendo al barco durante una hora y se dió aviso al servicio de guardacostas de EE UU.

En el comunicado no se menciona que hubiera disparos, e incluso se subraya que "la persecución se llevó a cabo sin actos de violencia". Los oficiales norteamericanos que. inspeccionaron el Don Enrique observaron señales de disparos. en el casco del pesquero, pero no pudieron con firmar ni el momento en el que esos disparos se produjeron ni el lugar exacto en_el que comenzó la persecución. El guardacostas acompañó posteriormente al bu que mexicano en su salida de las aguas territoriales de EE UU sin incidentes,

La tripulación del Don Enrique aseguró a su llegada al puerto de Corpus Christi, en el Estado de Texas, que se mantuvo siempre dentro de las aguas norteamericanas y que tuvieron que cortar sus redes para huir de la persecución del buque mexicano.

Incidente similar

El incidente está siendo investigado y el servicio de guardacostas de Corpus Christi ha anunciado que mandará un informe al Departamento de Estado. Además, aumentará el número de patrulleras encargadas de vigilar las aguas que son escenario del conflicto.Un incidente parecido ocurrió en la misma zona hace dos semanas, cuando otro buque de la Marina de México consiguió capturar a un camaronero con bandera de EE UU. El pesquero fue llevado al puerto de Tampico y puesto en libertad más tarde.

Las aguas limítrofes de México y EE UU en el Golfo son muy ricas en diversas especies de camarones y crustáceos, y la mayor potencia de la flota de pesqueros norteamericanos es motivo de preocupación para las autoridades mexicanas, que acusan a estos pesqueros de violar sistemáticamente los límites jurisdiccionales para ampliar su. radio de acción. Por su parte, un grupo de propietarios de pesqueros radicados en Texas han protestado por el número cada vez mayor de intervenciones de los buques mexicanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de agosto de 1994