Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aseguradora estadounidense Northwestern demanda a Banesto

La empresa Carlisle Ventures, filial de la aseguradora estadounidense Northwestern Mutual Life Insurance Company, ha demandado a Banesto en un tribunal de Nueva York para protegerlas reclamaciones presentadas a raíz de la compra de acciones de Banesto en agosto del año pasado", según un comunicado difundido por la entidad. La sociedad de mandante "guarda la esperanza" de alcanzar un acuerdo con los responsables de Banesto mediante negociaciones. Sin embargo, creen que deben "tomar todas las medidas posibles para proteger los intereses de los tenedores" de sus pólizas.Ya en febrero se adelantó que Northwestern se planteaba demandar a Banesto, cuestión que también estudió el fondo General Electric, ambos inversores institucionales en el banco español. La aseguradora controlaba -directamente y a través del fondo Corsair, controlado por J. P. Morgan- en torno al 1,5% del capital de Banesto antes de la ampliación suscrita por el Fondo de Garantía y adquirida por el Santander.

Banesto confía en que esas negociaciones acaben bien. De hecho, J. P. Morgan y Banesto mantienen muy buenas relaciones hasta el punto de que el fondo Corsair podrá volver a tener la participación del 7,9%, que quedó diluida tras la ampliación de capital a algo menos del 3%. Las acciones provendrían del paquete del Santander. Las buenas relaciones con Corsair se extienden al resto de inversores institucionales norteamericanos por lo que Carlisle también podría recuperar el porcentaje.

Es dificil, por otra parte, que Alfredo Sáenz, presidente de Banesto, pueda informar a los accionistas del banco en la junta del día 22 de algún acuerdo con las autoridades portuguesas sobre la participación de Banesto en el Totta e Açores. Sáenz mantuvo una reunión el pasado jueves con el secretario de Estado del Tesoro portugués, Walter Marques, para tratar este tema. Según las referencias posteriores a la entrevista, lo más probable es que el Gobierno portugués no se pronuncie abiertamente hasta septiembre, tras las vacaciones.

OPA sobre el BCP

Por otra parte, la Comisión de Valores Mobiliarios de Portugal ha aceptado la petición del Banco Comercial Portugués (BCP) de prorrogar el plazo para inscribir la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) del Banco Portugués del Atlántico (BPA). En esta entidad tiene una participación el español Banco Central Hispano (BCH). La OPA fue anunciada el 26 de julio. Es por el 40% del capital del BPA y se ofreció 3.000 escudos por acción cuando el título estaba cotizando a 2.010. La oferta, por 130.000 millones de escudos (unos 104.000 millones de pesetas), fue considera hostil por el BPA y por el BCH.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de agosto de 1994