Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un viaje a la Luna sin salir de la Tierra

Para llegar a la Luna esta noche, casi 25 años después de que el primer hombre plantara allí su bota de astronauta, no hará falta ningún cohete. El Planetario y la Agrupación Astronómica de Madrid vuelven a sacar los telescopios al parque Tierno Galván para que los aficionados aprendan a mirar lo que sucede en el cielo. Sin embargo, el choque estelar de los cometas contra Júpiter no se apreciará. "El aumento de los telescopios es suficiciente para ver las lunas de Júpiter. Para ver los choques se necesitan lentes de unos 10 metros de diámetro. Las nuestras tienen máximo de 25 centímetros", explica José Prieto, presidente de la Agrupación Astronómica, que llevará 40 monitores a la jornada de observación de hoy.

Los aficionados distinguirán también, si la noche está despejada, los anillos de Saturno y las montañas y los mares de la Luna. "Debido a la época, anillos se verán de canto y no será tan espectacular", comenta Prieto. Además explica que los mares de la Luna son, en realidad, llanuras inmensas. Los griegos, que la estudiaban a simple vista, pensaban que eran mares y guardaron ese nombre.

Los organizadores esperan una afluencia de 4.000 personas

Observación astronómica. Planetario de Madrid. Parque Tierno Galván, s/n. A partir de las 21.00. Gratis

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de julio de 1994