El Estado y la Fundación Dali rescinden el contrato a Demart

El Estado español, como heredero universal de Salvador Dalí, y la Fundación Gala-Dalí de Figueres, que administra el patrimonio del pintor fallecido en 1989, rescindieron ayer el contrato que les unía a la sociedad Demart Pro Arte B. V. para la gestión de la propiedad intelectual daliniana y la defensa mundial de sus derechos de autor contra todo tipo de fraudes. El presidente de la sociedad Demart es Robert Descharnes, antiguo colaborador de Dalí.El contrato, firmado por Dalí y Descharnes en 1986, tenía vigencia hasta el año 2004, pero ayer, en una reunión celebrada en el Ministerio de Cultura entre representantes del Estado y de la fundación y delegados de Demart, se acordó anticipar el vencimiento del contrato a este año. Desde ahora, el Estado español asume plenamente los derechos de gestión de la obra daliniana.

La rescisión del contrato entre Demart y el Estado supone la retirada de la escena daliniana de Robert Descharnes, uno de los personajes más asiduos en el entorno del pintor en los últimos años de vida de éste.

Al mismo tiempo, el acuerdo alcanzado ayer en Madrid pone fin a la insatisfacción que la gestión de Descharnes suscitaba en medios de la Administración y de la Fundación Gala-Dalí. En los últimos años, la gestión de Demart ha aportado beneficios muy escasos a la Fundación Gala Dalí.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS