_
_
_
_
_

El fracaso en la escuela, causa de daños orgánicos y psíquicos

La mayoría de los niños que fracasan en la escuela padecen un gran "sufrimiento interior" que puede provocar desórdenes orgánicos, psíquicos y de conducta, según un informe de la Sociedad Española de Pediatría que define el fracaso escolar como "la repetición sucesiva de dos o más cursos por parte de un alumno normalmente dotado".Según el doctor Carlos Cobo Medina, jefe de la sección de Paidopsiquiatría de la clínica infantil de La Paz, en Madrid y autor del informe, "el fracaso escolar implica un cuadro descompensado, un clima, una tensión, unas actitudes que desbordan la cuestión escolar, y conllevan un dramatismo global que pone en cuestión la persona entera del niño y afecta a su existencia".

En su opinión, esta situación puede provocar en los afectados problemas de salud física como dolores abdominales y de cabeza, jaquecas, falta de apetito e incontinencia urinaria nocturna (eneurésis), además de síntomas de ansiedad como insomnio, pesadillas, tics, fobias, manías, obsesiones, problemas de conducta y terrores nocturnos.

El informe señala que, según una muestra de 118 niños atendidos por intento de suicidio, el 31% de los comprendidos en edades entre seis y 13 años, tenían dificultades escolares.

La gran mayoría de los niños, un 65,5%, afrontan esta situación con gran sufrimiento personal, el 21,8% se sienten con fuerzas para superarla y el 25% decide abandonar sus estudios.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_